La batalla de las pick-ups
23/08/2012 Pruebas de manejo

La batalla de las pick-ups

Hilux, Amarok, S10 y Ranger, probamos las cuatro grandes novedades del año que se sacan chispas en una comparación exclusiva.

23/08/2012 Pruebas de manejo

La batalla de las pick-ups

Hilux, Amarok, S10 y Ranger, probamos las cuatro grandes novedades del año que se sacan chispas en una comparación exclusiva.

 

Cada año un segmento se pone al rojo vivo, con una sucesión de lanzamientos por parte de varias marcas. El pulso del 2012 está marcado por las pick-ups medianas que en Argentina tienen un doble valor, por un lado están fuertemente arraigadas en el campo (¡y no olvidemos el precio de la soja!); por el otro son producidas en su mayoría en el país.

La historia se remonta a mediados de los 90s cuando aparecieron las propuestas de Ford (Ranger), Chevrolet (S10) y Toyota (Hilux), pero más interesante es la historia reciente con la segunda generación de la pick-up japonesa y la llegada de la VW Amarok. Ante el desembarco de las nuevas Ranger y S10 durante 2012, Toyota anticipó una actualización de la Hilux a fines del año pasado y Volkswagen presentó la versión.

En Autocosmos.com ya probamos las cuatro nuevas pick-ups y aquí te ofrecemos un breve comparativo y además los links a las pruebas completas para que puedas decidir mejor cuál es tu favorita.

 

Técnica y mecánica

Las cuatro pick-ups recurren a la misma técnica, con robustos chasis de largueros y travesaños, suspensión delantera independiente con resortes helicoidales y trasera por eje rígido y ballestas semielípticas. Los frenos son siempre por discos adelante y tambores atrás, y en las versiones más equipadas, todas tienen ABS y suman algún control de tracción y estabilidad.

En cuanto a las medidas todas rondan los 5.300 mm, siendo la más larga la Ranger y la más corta la Amarok. El modelo alemán es el más ancho con casi 2 metros, que se notan al circular en ciudad, y la más angosta es la Hilux con 1.835 mm. La distancia entre ejes está bastante estandarizada rondando los 3.090 mm, excepto en la Ford donde llega a 3.220 mm. En cuanto a capacidad de carga, todas se mueven en torno a la tonelada.

La diferencia más importante entre estas cuatro camionetas está en el motor. Si bien son todos TurboDiesel, con 4 válvulas por cilindro y common rail.

Toyota recurre al conocido 3.0L que recibió un upgrade para alcanzar 170 CV y 343 Nm desde 1.400 rpm. La S10 mantiene la misma cilindrada de 2.8L que la generación anterior, pero alcanza 170 CV y 450 Nm (470 Nm automática) desde 2.000 rpm. La Amarok recorre el camino inverso utilizando un 2.0L con dos turbos para lograr 180 caballos y 420 Nm ya a 1.750 giros. La Ranger es la única que utiliza un cinco cilindros, con 3.2 litros, 200 CV y 470 Nm desde 1.750 rpm.

 

Manejo

En marcha, los motores se sienten diferentes, la Hilux es la más ruidosa y con mayores vibraciones, la S10 es más perezosa en baja con una entrega abrupta hacia la mitad del tacómetro que le brinda una sensación picante, la Amarok pica bien en baja y va perdiendo envión sobre el final del régimen de uso y la Ranger se siente menos picante debido a su entrega muy progresiva.

Hay que recordar que manejamos la Toyota con caja automática de 4 marchas, la Chevrolet con manual de 5 (automática de 6 opcional), la Ranger con manual de 6 y la Amarok con automática de 8 cambios.

Si bien manejamos la versión 4x2 de la S10, todas cuentan con opción de 4x4, que solo en la Hilux se conecta mediante palanca. La Amarok es la única que no cuenta con reductora o Baja, pero compensa con los dos primeros cambios híper-cortos. Además es la única con un sistema de reparto inteligente, algo que repercute también en su paso por curvas con mucha velocidad. Finalmente la Ranger cuenta bloqueo del diferencial posterior.

El comportamiento de las 4 pick-ups está bien diferenciado y cubre un abanico que va desde el refinamiento de la Amarok, hasta la rudeza laboral de la Hilux, pasando por el enfoque hacia el confort de las suspensiones de la S10 y el mix entre confort y sensación de fortaleza de la Ranger. Mientras que la Toyota y la Chevrolet cuentan con volantes de radio grande y dirección bastante desmultiplicada, la Amarok y la Ranger recurren a aros más compactos y son más directas.

 

Equipamiento e interior

En este caso todas las unidades probadas tenían las dotaciones más nutridas, tanto en controles electrónicos de dinámica, como en seguridad y confort. Para compararlas correctamente recomendamos visitar el Comparador de vehículos y las fichas de equipamiento en el Catálogo Autos nuevos de Autocosmos cuyos links figuran abajo. Destacando algunos componentes diferenciales, la Hilux ofrece pantalla táctil y cámara de retroceso, la Ranger tiene Navegador integrado y comandos por voz, la Amarok suma airbags laterales y la Ford de cortina.

Respecto del espacio interior, todas son gentiles, con buen espacio en las plazas traseras, y en la Amarok se destaca el ancho. La calidad de materiales y encastres es bueno en todos los casos. La S10 tiene el diseño más diferenciado, la Amarok el más espartano, la Hilux ofrece toques de SUV y la Ranger combina un poco de pick-up con algo de Sport Utility.

 

Resumen

Más allá de las diferencias de diseño, y de cumplir con la misma función, estas cuatro pick-ups tienen carácter diferente y bien definido.

La Amarok es la más “urbana o SUV” con mecánica elaborada que incluye caja de 8 velocidades, distribución inteligente de torque y un andar refinado.

La S10 es más laboral, pero con atención por un estilo más moderno y el confort de marcha.

La Hilux sigue estando ligada en el imaginario social al status, pero es la auténtica guerrera del trabajo, dura, resistente y con una ganada reputación de camioneta indestructible.

La Ranger aprovechó ser la última en llagar para ofrecer más que la competencia, es la más grande, poderosa y equipada. Su comportamiento dice que además de tener todos los gadgets posibles en el interior, es una sólida aliada a la hora de la faena y por ello saca ventaja en este grupo.

El tiempo dirá quién tiene la mejor oferta, o al menos cuál es la que más seguidores (y ventas) gana. ¿Cuál es tu preferida?

¿Qué opinás? Contanos