Prueba renovado Toyota Etios 2016
26/05/2016 Pruebas de manejo

Prueba renovado Toyota Etios 2016

¿Pueden 13 CV, una caja de 6º y un nuevo instrumental transformarlo en un auto realmente mejor? Lo averiguamos

El Toyota Etios es un auto cuyos talentos se centraron en los mismos que hicieron de la casa nipona un coloso, practicidad y fiabilidad. En esta renovación, la marca decidió darle un plus de refinamiento, pero, ¿alcanzará para hacerlo un auto deseable más allá de las cuestiones racionales?

No vamos a hablar de la estética del renovado Toyota Etios ya que la mayoría de las novedades se centran en el apartado técnico, dejando de lado cambios en la carrocería.

 

Mecánica y seguridad

La primera novedad está en el motor, el mismo 1.5L que ahora incluye variador de válvulas (VVTi) tanto para admisión como escape. Esta solución le permite entregar 13 CV y 5 Nm más para totalizar 103 caballos a 6.000 rpm (400 vueltas más que antes) y 137 Nm a 4.200 giros. Si bien el tacómetro ahora tiene que escalar 1.200 rpm más que antes para alcanzar el punto máximo de torque, los variadores permiten que la fuerza esté mejor repartida en todo el rango de funcionamiento.

La mayoría de las novedades se centran en el apartado técnico

Al incremento del 14% en la potencia y del 4% en el torque se le suma una caja manual de 6 cambios (también hay una automática de 4º que probaremos más adelante) cuya relación final es más larga que la 5º de la anterior transmisión.

 

Interior y confort

El Etios es un modelo nacido para colocarse en el renglón más accesible del segmento compacto y esto se notaba en su interior. Sin hacer cambios mayores, la marca agregó algunas variaciones, como los tapizados que, sin llegar a ser excepcionales, ahora son un poco más suaves. Pero lo más interesante está en el tablero.

El Toyota Etios mantiene la el cuadro de instrumentos en el centro, pero afortunadamente decidió darle algo de este siglo a esa configuración bien propia de los 90s. Y cuando hablamos de esa década no nos referimos solo a la ubicación del cluster sino también a los gráficos de los medidores y al relojito cuadrado, que atrasaba una década más.

La segunda pantalla ofrece una serie de opciones que van desde un tacómetro estilo analógico hasta información de viaje

Ahora, en lugar de las dos agujas con fondo en degradé, tenemos dos pantallas digitales de 4.2” y a todo color, una con el velocímetro y el nivel de combustible (entre otros) y la segunda con temperatura de agua y una serie de opciones que van desde un tacómetro estilo analógico hasta información de viaje (computadora de abordo, etc.) con un “cuenta vueltas” en forma de barra.

Completa en las versiones Cross y XLS (como la aquí probada) una pantalla táctil de 7” con conexiones USB, Aux, Bluettoth, slot para SD y entrada HDMi para lograr una suerte de mirror screen con algunos smartphones. Lo cierto es que este sistema no es necesario, tiene pocas funciones (carece de navegador, por ejemplo) y a veces entorpece el uso, por ejemplo no se puede bajar/subir el volumen si se están viendo las memorias de la radio y necesita que apretemos un botón antes para luego controlarlo desde la pantalla. Afortunadamente, desde el volante se pueden controlar fácilmente el audio y la pantalla de información.

 

Comportamiento dinámico

Daniel San logró dominar el Karate encerando y puliendo, ¿habrá podido hacer lo mismo Toyota con el Etios?

Gracias a los CV extra y la 6º larga viaja a 120 km/h en silencio con menos de 3.000 giros

Las suspensiones del pequeño nipón siguen más concentradas en filtrar irregularidades que en contener a la carrocería, mientras que la dirección conserva ese tacto demasiado aislado de lo que pasa en las ruedas y está muy desmultiplicada lo que roba tacto a la hora de encarar curvas. Y sin embargo, en ruta algo cambió y mucho.

Si antes el Toyota Etios viajaba a 120 km/h con el motor enroscado a 3.500 rpm y permitiendo el ingreso de bastante rumorosidad en la cabina, ahora, gracias a los CV extra y la 6º larga viaja a 120 km/h (115 reales) con casi 3.000 giros. Si a esto le sumamos el agregado de material aislante el resultado es una cabina serena. Además, los consumos a esta velocidad quedan contenidos a un promedio de 6.3 L/100 km (o 16 km/L) y con el cambio extra hay más posibilidades para jugar a la hora de recuperar o un sobrepaso.

En ciudad, el 1.5L tiene suficiente empuje para pasar cambios apenas sobre las 2.000 rpm lo que permite mantener consumos muy contenidos. En trayectos con un poco de autopista urbana llegamos a 7.7 L/100 km (13 km/L) y con tránsito trabado donde colocar 2º casi se festejaba marcó a 12.5 L/100 km (8 km/L) lo que en promedio da unos respetables 10,1 L/100 km.

Si bien nunca se siente poderoso, hay que destacar que el pequeño motor empuja parejo y sobre todo que lo hace libre de toda vibración.

 

Conclusiones

Toyota es muy sincera al evitar colocar la palabra nuevo, en su lugar, decidió invertir la plata en encerar y pulir mecánicamente al Etios

El renovado Toyota Etios sigue siendo un modelo racional, austero y sin elementos superfluos, que hace foco en el espacio interior y la eficiencia. En este aspecto, Toyota es muy sincera al evitar colocar la palabra nuevo y menos en hacerle alteraciones estéticas para que así lo parezca. En su lugar, decidió invertir la plata en encerar y pulir mecánicamente a su modelo y el resultado es muy positivo dándole ese toque de refinamiento que le faltaba.

Si bien el cuadro de instrumentos sigue ubicado en el centro, una solución que no sería la más popular, ahora cambia el diseño “retro” por dos pantallas que son fáciles de leer, de usar y mucho más atractivas al ojo. Solo la pantalla táctil parece más colocada por el departamento de marketing que por los ingenieros.

Hacé click acá para ver la gama, precios, fichas técnicas y de equipamiento del renovado Toyota Etios, y también para analizarlo contra los competidores que quieras en el Comparador de Autocosmos..

Galería Prueba al renovado Toyota Etios 2016

Prueba al renovado Toyota Etios

1 de 29

Prueba renovado Toyota Etios

¿Qué opinás? Contanos