Prueba Renault Duster Oroch: versatilidad en caja
01/09/2016 Pruebas de manejo

Prueba Renault Duster Oroch: versatilidad en caja

Pros y contras de la primer Sport Utility Pick-Up.

La Renault Duster Oroch llega al mercado argentino con una oportunidad privilegiada, la de inaugurar un segmento. Si bien a pocos meses de su lanzamiento ya tiene una competidora como la FIAT Toro, (y quién sabe cuántas marcas más se subirán a este barco) la posibilidad de ser una opción intermedia entre las pick-ups compactas y medianas a un precio adecuado le permiten a la Oroch atraer la atención de quienes siempre soñaron con una caja de carga a sus espaldas.

El mercado argentino vive un momento atípico, con una pick-up encabezando las ventas y desplazando a modelos históricos en los ránkings, algo que habla a las claras de la predilección del público para con este tipo de vehículos, más allá de su uso específico. Claro que estas camionetas no son accesibles para el grueso de los compradores de 0km, por eso resulta sumamente tentador para las marcas lanzarse a pelear por los entusiastas y trabajadores que necesitan un vehículo que les permita viajar y llevar carga. O quizás solamente hacer facha y presumir su camioneta.

Sea cual sea el caso, la Renault Oroch llega para satisfacer necesidades tan variadas como el trabajo hasta el paseo, con la promesa de contar con lo necesario para poder dejar satisfechos a usuarios muy diferentes. Veamos qué tal le vá.

 

Diseño

Mas allá de lo que podemos ver desde atrás, donde inmediatamente reconocemos que estamos ante una Oroch, el frente permanece igual que en el Duster, por lo que te va a costar diferenciarla si la ves por el retrovisor.

En Autocosmos.com manejamos la versión con el paquete de equipamiento “Outsider”, esto quiere decir que cuenta con accesorios extras como una lona marítima cubrecaja, barras de protección de luneta trasera, overfenders, protección frontal y faros delanteros auxiliares.

La Renault Duster Oroch crece con respecto a su hermano SUV unos 360 mm (para quedar en un largo total de 4.700 mm) y parte de este crecimiento se dá entre sus ruedas, ya que la distancia entre ejes aumenta en 150 mm con respecto del Duster a secas. Esto se hizo para permitir un mayor voladizo trasero, que alberga una caja de carga capaz de soportar 650 Kg.

 

Mecánica y Seguridad

La versión que probamos es la Duster Oroch Outsider Plus 2.0, esto quiere decir que cuenta con un motor de 2.0L con 143 CV y 198 Nm que está acoplado a una caja manual de 6 marchas, pero que únicamente envía la tracción al eje delantero. Sí, hasta el momento no hay una versión 4x4 de la Oroch, pero seguramente tengamos novedades en los próximos meses.

Las versiones de entrada de gama están equipadas con el clásico 1.6L de 110 CV, pero en su caso emparentado a una caja de quinta.

Si hablamos de seguridad nos encontramos sin dudas con el punto más flojo de la Oroch, ya que hasta en esta versión tope de gama tenemos algunos faltantes imperdonables por el precio.

La seguridad es uno de sus puntos más flojos

Comencemos por el hecho de que cuenta únicamente con los airbags frontales y frenos ABS obligatorios: en este punto no podemos pedirle a Renault que incluya más airbags ya que al parecer para este hemisferio la plataforma es un limitante; por eso no encontramos más de 2 airbags aunque busquemos en toda la gama de Oroch, Duster o Sandero. Pero lo que sí nos está faltando es el control de estabilidad (ESP), faro antiniebla trasero y más que nada los anclajes ISOFIX, que si bien ya son obligatorios a partir de 2016 para cualquier 0Km., la marca se valió de la homologación de "vehículo comercial" para no incluirlos. Dado el uso mixto que en realidad puede llegar a tener este vehículo, sería un aditamento necesario aunque sea como opcional. Con lo que sí cuenta es con cinturones de tres puntos y apoyacabezas para las tres plazas traseras, algo que se agradece cuando se necesita llevar a 4 pasajeros.

 

Interior y Equipamiento

Lo primero que llama la atención de la Oroch al subirse, es que nos encontramos rodeados de tonalidades oscuras (hasta en el techo). Este recurso, muy utilizado en las coupés, crea la sensación de que estamos en un vehículo con techo bajo, aunque este no sea el caso, ya que una persona alta entra perfectamente y puede acomodarse a gusto.

El espacio interno es igual al Duster en las plazas delanteras, mientras que las butacas traseras son apenas más incómodas ya que el respaldo es un poco más recto, con la finalidad de dar mayor lugar a la caja de carga. Si bien las butacas son algo finas (ya que la intención fue buscar el mayor espacio interno posible) se sienten cómodas y cuentan con un agradable diseño en su tapizado.

El tablero frontal es correcto, con la clásica disposición de velocímetro en el centro, tacómetro a la izquierda y la pantalla de la computadora de abordo a la derecha, donde encontramos el indicador de combustible y consumo, aunque brilla por su ausencia el control de temperatura del agua, teniendo solamente un indicador que indica cuando ya hay sobrecalentamiento.

Hablando del equipamiento, esta versión cuenta con control de velocidad crucero, un ítem valioso cuando hablamos de confort en la ruta y que además ayuda a contener un poco el consumo.

El sistema multimedia se expresa en la pantalla de 7" con MediaNAV cuyas prestaciones siempre nos deja contentos, con una interfaz simple y funcional que no requiere darle un vistazo al manual de usuario para utilizarla plenamente. Pero como solemos decir en los productos de esta plataforma, la misma está colocada en una posición muy baja, distrayendo demasiado la vista si tenemos que mirar el GPS mientras manejamos. Por otro lado tenemos algunas otras curiosidades de ubicación de los botones como el que activa el modo ECO, el cual está debajo de todo y puesto del lado del acompañante, cuando al menos podría estar del lado del conductor (algo similar a lo que ocurre con el botón de "RS" en el Sandero RS).


Comportamiento Dinámico

Y aquí es donde la Renault Duster Oroch se hace fuerte. Comparada a otras camionetas (tanto medianas como algunas compactas) que cuentan con eje rígido y elásticos para el eje trasero, el esquema de la suspensión multibrazo y resortes helicoidales presente en la Oroch hace que el comportamiento sea muy agradable, resultando muy confortable aún con la caja cargada y pasajeros atrás.

muy confortable aún con la caja cargada y pasajeros atrás

Si sos un actual usuario de Duster y pensás pasarte al mundo de las pick-ups con este vehículo, al principio no vas a notar ninguna diferencia con su manejo, aunque afinando los sentidos se puede percibir que la suspensión está configurada para ser un poco mas rígida y "seca", con el fin de poder soportar el peso.

Como crítica podemos decir que escuchamos algunos ruidos y "grillitos" en el andar, pero que no provienen del apartado mecánico sino de los encastres plásticos que conforman el interior.

En ciudad es fácil olvidarse que se está en un vehículo de 4.7 metros de largo, ya que su motor de 2.0L y su configuración de caja permite que se mueva con agilidad. Al respecto, podemos decir que las primeras marchas son bien cortas, especialmente la primera, que encuentra su balance perfecto recién cuando el vehículo está cargado. Por todo esto, en el ámbito urbano nos vamos a encontrar fácilmente en 4ta velocidad si circulamos a marcha constante.

En cuanto a consumos, en ciudad obtuvimos un promedio de 13.8 L/100Km., mientras que en ruta a una velocidad de 120 Km/h y con el motor en 3.050 rpm, nuestro consumo se situó en los 7.8L/100Km.

¿Y para qué sirve el Modo ECO? Esta funcionalidad que se acciona mediante ese lejano botón en el habitáculo “amansa” el motor, como si le quitara caballaje. En realidad lo que hace es cambiar el mapeo de la inyección y la respuesta del acelerador, volviéndolo más gomoso y menos violento,  como si el auto supiera que más de uno puede pecar de tener el pie pesado cuando circula por la ciudad. Este modo es una característica simple y muy útil, acompañado por una interfaz desplegada en la pantalla multimedia que nos califica el estilo de manejo, haciendo que el ahorro de combustible se convierta en un desafío divertido.

 

Conclusiones

La Renault Duster Oroch es un vehículo tremendamente versátil, pero esto no quiere decir que sea para cualquiera. Somos conscientes que buena parte del mercado argentino sueña con tener una camioneta, pero si el uso que se la vá a dar es estrictamente familiar, tal como pasa en todos los vehículos de este estilo al poco tiempo comenzarán las incomodidades de no poder contar con un baúl. En la versión que probamos tenemos como accesorio la lona cubrecaja, pero en otras opciones de la gama este cobertor no está, dejando el equipaje que podemos llevar durante un viaje a la intemperie o alcance de los amigos de lo ajeno. Para el uso exclusivamente familiar siempre será una mejor opción el Duster.

es un vehículo tremendamente versátil, pero esto no quiere decir que sea para cualquiera

Por otro lado, si ocasionalmente se la utiliza para tareas laborales, la Oroch sobresale y no sólo compite con las pick-ups compactas como la Saveiro y la Strada (a quienes supera en tamaño) sino que también lo hace con otros utilitarios al estilo de la Kangoo, ya que cuenta con la ventaja de tener un espacio de carga el cual es útil sin rebatir los asientos (y sin miedo de dañar los tapizados) por lo que puede ser maltratada, cargada y descargada y luego seguir impoluta para ir a buscar los chicos al colegio.

Obviamente que su capacidad de carga y prestaciones no se compara a las de las pick-ups medianas como la Hilux, Ranger, etc., pero en esa grieta tenemos el importante factor del precio. Claro que los fanáticos del rombo que quieran algo de ese estilo y puedan pagarlo, seguramente ya estén esperando a la Alaskan. Mientras tanto, muchos usuarios verán con buenos ojos a este particular producto en el mercado, que tranquilamente se puede hacer un buen lugar de "chata-low-cost" en el país de las pick-ups.

 

Opiná en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Galería Prueba Renault Duster Oroch

Prueba Renault Duster Oroch

1 de 30

Renault Duster Oroch a prueba por Autocosmos.com

¿Qué opinás? Contanos