Prueba nuevo Nissan Kicks
07/12/2016 Pruebas de manejo

Prueba nuevo Nissan Kicks

Probamos a la nueva SUV chica mucho antes de su llegada al país a mediados de 2017

Nissan no es una marca tan grande en Argentina, pero tiene ambiciosos planes de crecimiento iniciando con la producción local de la NP300 Frontier y la llegada del Kicks que ingresa en uno de los segmentos en mayor ebullición del país, el de los SUVs chicos.

Así, a mediados de 2017 la marca nipona podrá hacer frente a modelos como las Honda HR-V, Renault Captur, Ford EcoSport, Peugeot 2008 y algunas novedades como la renovación de la Chevrolet Tracker y la Hyundai Creta.

Conquista por los ojos

El diseño fue tomado directamente del Nissan Kicks Concept que se presentó en el Salón de San Pablo de 2014, en el que participaron los centros de diseño de la marca de San Diego y Rio de Janeiro.

Se destacan las líneas afiladas, los guardabarros bien sobresalidos para dar musculo, la gran U cromada en la parrilla que identifica a la marca y el salto de la cintura sobre el pilar trasero que hace su aporte de dinamismo. Rematan los parantes en negro para entregar la sensación de techo flotante.

Mecánica y seguridad

Por debajo de la carrocería encontramos la plataforma llamada “V”, la misma que utilizan los Nissan Versa, March y Note. De hecho mecánicamente también es similar con el mismo motor de cuatro cilindros 1.6 litros pero con algunos cambios para entregar 118 caballos y 149 Nm de torque a las ruedas delanteras.

La transmisión puede ser manual de cinco cambios o una actualización de la automática CVT denominada X-Tronic como la que nos tocó manejar.

Pudimos probar a la nueva Nissan Kicks en México, país desde donde inicialmente llegará a Argentina

La suspensión delantera es independiente con resortes y barra estabilizadora mientras que atrás recurre a una barra de torsión. Nos llamó la atención que los frenos traseros sean a tambor, aunque varias marcas, incluyendo a Nissan, sostienen que con un peso de menos de 1,2 toneladas no se requieren discos.

Pudimos probar a la nueva Nissan Kicks en México, país desde donde inicialmente llegará a Argentina, gracias a la presencia de Autocosmos en el país azteca. Allá, la nueva SUV chica nipona ofrece de serie cinturones de seguridad de tres puntos para todas las plazas, anclajes ISOFIX, ABS y dos airbags. Las versiones más equipadas suman airbags laterales y de cortina.

Vida a bordo

Por dentro encontramos un ambiente muy agradable con plásticos de buena calidad en algunas partes y otros que podrían ser mejores, pero en general se siente muy bien ensamblado y duradero.

El espacio en las plazas traseras es bueno sin llegar a exagerar y el baúl cuenta con buena capacidad; además, se puede plegar el respaldo para ampliar todavía más el área de carga.

El equipamiento de la nueva Nissan Kicks puede incluir climatizador, botón de encendido, pantalla táctil con navegador y cámara de visión periférica, al menos en las versiones para el mercado mexicano.

El volante cuenta con ajuste en altura y profundidad y el cuadro de instrumentos ofrece dos relojes análogos para las versiones más bajas y en la full suma una pequeña pantalla LCD del lado izquierdo que nos puede mostrar más información.

Comportamiento dinámico

Empezando por la respuesta del acelerador, es bastante buena en la parte intermedia. Si bien el 1.6L se siente ligeramente más potente en los Versa y March, la combinación con la caja CVT penaliza el torque en la parte alta.

el 1.6L se siente ligeramente más potente en los Versa y March

Sentimos un poco duras a las suspensiones, pero en general la marcha es silenciosa y confortable, siempre y cuando no se quiera ir muy apurados. Siendo pacientes con el pedal derecho, el nuevo Nissan Kicks nosotros nos entregó un promedio de 6.9 L/100Km en un ciclo combinado, nada mal para el tamaño de este SUV.

Conclusiones

Después de manejar a la nueva Nissan Kicks quedamos muy conformes con la sensación de calidad del interior, el diseño y en general de la propuesta. Nos pareció adecuada para un uso citadino, pero creemos que en ruta puede llegar a sufrir por el pequeño motor y la transmisión CVT que no la ayuda mucho a sentirse ágil. Además, el interior es espacioso y confortable, y el nivel de equipamiento puede llegar a ofrecer la suficiente cantidad de “chiches” y buena seguridad.

Opiná en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

¿Qué opinás? Contanos