Prueba Chery Tiggo 5: Todo crece
21/07/2017 Pruebas de manejo

Prueba Chery Tiggo 5: Todo crece

La nueva SUV de la marca china se agranda y ofrece mucho, veamos de qué se trata.

La Chery Tiggo 5 es un nuevo producto dentro del extenso y competitivo segmento de los SUV. Luego de varios años con la Tiggo 3 en el mercado, a este clásico de la marca se le suma ahora un nuevo modelo que lo supera en tamaño y equipamiento, con algunos elementos inéditos para la marca. Chery tiene planes de crecer, y no solo en volumen de mercado, también en calidad y tamaño, con la Tiggo 5 como punta de lanza de este cambio. Veamos de qué se trata.

Diseño

Empecemos por afuera: Hay nuevos diseñadores en el equipo de Chery y eso se nota. La Tiggo 5 Tiene un estilo moderno y robusto, Chery se despegó de la imagen inocente de sus inicios, maduró y ahora nos trae estas líneas que sin ser rupturistas, adoptan bien la filosofía de un SUV urbano.

En su exterior podemos encontrar varios detalles que sirven para reforzar la idea que está en otra categoría que la Tiggo 3; tenemos una mayor presencia de cromados, (con todas las ventanas enmarcadas por esta decoración brillante) como así también un detalle en la zona del zócalo, donde en el plástico negro podemos ver nuevamente una línea cromada con el nombre de la marca. También cuenta con unas llantas de 17” y doble salida de escape. En resumen, podemos decir que esta SUV tiene detalles más cuidados, algo que se agradece.

Interior y Equipamiento

La Tiggo 5 apunta a otro tipo de público, que busca no solamente un poco más de espacio, sino también otras diferencias en términos de calidad y diseño. Puertas adentro también encontramos una evolución en el diseño y confecciones pero sin ningún punto sobresaliente. La calidad de los plásticos y ensambles son similares a los productos que tenemos en el Mercosur, aunque son superiores a los que vemos en otros modelos de la marca. Nuevamente encontramos esmero en los detalles, como en los zócalos de puerta retroiluminados o en las costuras del volante.

La habitabilidad es un punto a favor, 5 ocupantes viajan cómodos y el conductor goza de buen espacio y visibilidad, contando en esta versión con ajuste eléctrico de la butaca, aunque me quedé con ganas de regular el volante en profundidad, ya que sólo me permitió hacerlo en altura. Chery tiene la costumbre de pelear en la parte baja de los precios pero con vehículos muy equipados y la Tiggo 5 no es la excepción. ¿Te acercás y vemos todo lo que tiene?”

Chery siempre se destacó por ofrecer una buena cuota de equipamiento en sus vehículos, y esta no es la excepción. Lo primero que podemos notar es que a nuestra derecha tenemos la pantalla multimedia de 7”. Esta pantalla (que no es multitáctil) despliega sus funciones de manera correcta, aunque el navegador GPS tuvo algunos problemas de cartografía con sentidos de calles mal cargados. Por suerte cuenta con Mirrorlink y un muy buen funcionamiento en este ámbito, por lo que es fácil emparentar nuestro teléfono y usar los servicios de navegación que tengamos instalados en el mismo.

Otros elementos a destacar de esta versión son el aire acondicionado bi-zona, al igual que la apertura presencial de puertas y encendido de motor por botón. A estos elementos hay que sumarle las butacas en cuero sintético, techo solar eléctrico, sensores de estacionamiento trasero (sumados a una cámara en esta versión) control de velocidad crucero, volante multifunción y pistones hidráulicos para la apertura del capó.

Mecánica y Seguridad

Todas las Tiggo 5 tienen bajo el capó al motor 2.0L naftero de 138 CV y 182 Nm firmado por Acteco que envía su potencia exclusivamente al eje delantero. Sí, lamentablemente no está disponible ninguna versión con tracción 4x4. En la unidad que estamos manejando tenemos una caja del tipo CVT con 7 cambios prefijados, aunque también se ofrecen versiones con una caja manual de 5ta.

La Chery Tiggo 5 llega a la Argentina bajo 3 versiones: Confort Manual, Confort Automática y Luxury Automática, siendo esta última la que probamos. En esta versión en particular, tenemos novedades que son inéditas para la marca como el debut del sistema de control de estabilidad, (ESP) algo muy bienvenido y que a nuestro criterio, debería venir equipado en todas las versiones de este modelo. Algo que también es exclusivo de esta versión son los airbags laterales, que se suman a los frontales obligatorios y al sistema ABS que actúa sobre los discos en las 4 ruedas. En las plazas traseras tenemos anclajes ISOFIX y tres lugares con sus respectivos cinturones de 3 puntos, aunque el ocupante central no cuenta con apoyacabezas.

Comportamiento Dinámico

En ciudad, la Chery Tiggo 5 se comporta muy bien. Cuenta con una configuración de suspensión amable, es confortable, está bien calibrada, sin vicios de cabeceo ni cosas raras. La amortiguación se lleva bien con los badenes y baches, aunque esto también sucede gracias a su despeje de 163mm y por el talón del neumático, que más allá de la llanta de 17”, es generoso.

Si apuramos el acelerador, la caja CVT hace un buen trabajo en la gestión de la potencia, aunque también hace notar el esfuerzo. Es un vehículo donde se nota el peso con respecto a la potencia, y es por eso que las reacciones no son de lo más destacadas. En este ámbito, manejando con buen tránsito, logramos un consumo de 11.5 L/100Km.

En ruta, a velocidades altas yo esperaba mucho rolido pero no lo tiene, dobla correctamente y se mantiene firme en el asfalto. A nivel elasticidad se la nota lenta en el paso de 100 a 130 Km/h, es evidente que al motor le cuesta. El impulsor se queda un poco rezagado en cuanto a potencia y la caja lo exige para moverlo, ocasionando mucho ruido por mantenerlo revolucionado.

Hablando de ruido, la insonorización es mucho mejor que en la Tiggo 3, pero tampoco es un aspecto demasiado sobresaliente. Si bien se suprime bastante el ruido aerodinámico, sí tenemos presente el del motor. Como para que te des una idea, a 120Km/h tenemos al 2.0 L girando a 3.250 rpm, un régimen elevado si consideramos que esta CVT simula una caja de 7ma. A este ritmo, obtuvimos un consumo de 8.8L/100 Km.

Conclusiones

La Chery Tiggo 5 es un contrincante bastante serio ante las SUV establecidas en el mercado argentino. Como siempre, la marca hace mucha fuerza en el nivel de equipamiento, que en este caso está acompañado por un mayor esmero en la calidad percibida y un buen tamaño para quienes necesitan mayor espacio.

La Tiggo 5 parece el paso natural para quien tiene una Tiggo 3 y necesita algo más, aunque a nuestro parecer también tiene las credenciales suficientes para tentar a los que militan en otras marcas y se animan a mirar con buenos ojos a esta representante de la industria china.

Chery ya tiene sus años en Argentina, y con productos como éste y con los que promete, parece que tiene para muchos más.
 

Mirá el video de la prueba, donde la comparamos contra una competidora inesperada…

 

Galería Chery Tiggo 5 a prueba

Chery Tiggo 5 a prueba

1 de 28

Chery Tiggo 5 a prueba + ¡Comparación sorpresa!

¿Qué opinás? Contanos