Para distraídos: Buenos Aires tendrá semáforos en el piso
04/08/2017 Seguridad

Para distraídos: Buenos Aires tendrá semáforos en el piso

Según un estudio, el 16% de los porteños cruzan la calle mirando sus smartphones.

Con el advenimiento de las nuevas tecnologías, uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la movilidad urbana es a los peatones distraídos que miran para abajo, hacia sus smartphones, mientras cruzan la calle. Ahora, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) tendrá una herramienta para combatir ese problema: semáforos en el piso.

Con el voto unánime de la Legislatura Porteña, ahora la Ciudad podrá aumentar la cantidad de semáforos en el piso, una idea importada de Países Bajos y Alemania que dio buenos resultados en Europa. El GCBA ya había instalado en junio una primera prueba en Avenida del Libertador y Ramos Mejía, en Retiro, emulando lo hecho en Rosario, donde ya funciona una decena de este tipo de semáforos.

A nivel tecnológico, se trata de una fila de luces LED hechas en sobre relieve, impermeables y resistentes a los golpes y las pisadas, que cambian de color en sincronía con el semáforo tradicional. Según el diario La Nación, el precio de cada esquina es elevado: la instalación del semáforo en Retiro costó $200.000.

El proyecto de ley aprobado fue presentado por el legislador Marcelo Guouman, del bloque SUMA+, y a partir de su publicación en el Boletín Oficial deberá ser ejecutado en un lapso no mayor a 180 días. Según la Defensoría del Pueblo y el Observatorio Vial, cada menos de una hora sucede un accidente vial en la capital, siendo que el 16% de las personas cruzan sin mirar hacia adelante.

Por lo pronto, algunas de las esquinas que verán la instalación de este tipo de semáforos son las de la Av. Santa Fe y Godoy Cruz (Centro de Trasbordo Pacífico), Av. Callao y Av. Córdoba, y Av. Corrientes y Av. Alem, entre otras.

La opción de semáforos en el piso contrasta con otras propuestas alrededor del mundo. Por caso, en la ciudad de Nueva Jersey, EE.UU., un proyecto de ley busca multar a aquellos que caminen mirando el celular con USD 50, una idea más de corte punitivo que los benevolentes LEDs.

¿Qué opinás? ¿Vale la pena invertir en este tipo de tecnologías? ¿Es preferible concientizar y mantener la infraestructura actual? 

¿Qué opinás? Contanos