100 años del Mitsubishi Model-A
25/08/2017 Historia

100 años del Mitsubishi Model-A

El primer auto de la marca coincidió con el boom de la industria automotriz en Japón.

El inicio del siglo XX fue un período muy productivo para la industria del automóvil a nivel mundial. Japón no fue la excepción, movilizado por transformaciones fundamentales en el sistema político, económico y social. En este contexto, los fabricantes nipones comenzaron a desarrollar autos con una impronta característica.

El poder financiero e industrial del grupo Mitsubishi fue uno de los que pudo hacer realidad sus intentos con la producción masiva de autos. El primero de ellos, lanzado a mediados de 1917 fue el Model-A, que cumple por estos días su centenario. Se trataba de un vehículo pensado para transportar pasajeros y producido 100% en país del sol naciente.

Los comienzos

En sí, fueron creados dos prototipos del Model-A que fueron exhibidos en el edificio Yaesu y en la Exposición de la Paz, ambos en Tokio, en donde consiguió atraer una gran expectativa. A lo largo de su desarrollo hubo muchos intentos y experimentos para la fabricación del motor, los engranajes y el sistema de enfriamiento del coche. Así fueron empleados sistemas para encajar todas las piezas que, hoy en día, serían impensables en el proceso de fabricación de un vehículo.

Un sueño motorizado

El auto tenía un interior generoso, fabricado en madera y un motor de 35 CV. Algo basatante interesante es que la cabina fue fabricada sobre la experiencia que se tenía en la producción de carruajes tirados por caballos, por lo que era extremadamente pesado para su tamaño. La velocidad máxima que alcanzaba era de unos nada despreciables 30 km/h.

Un siglo de distancia

La producción comenzó en agosto de 1917 en la planta de Mitsubishi y pronto se movió a Nagoya, en donde se había establecido una planta en 1920. El Mitsubishi Model-A fue comercializado y vendido por Ohte-Shokai K.K., una compañía creada conjuntamente por Mitsubishi Shipbuilding y Mitsubishi Corporation en 1918 con el propósito de importar y vender automóviles y neumáticos fabricados en Estados Unidos.

Después de cuatro años en donde se terminaron 20 unidades (sumados a dos prototipos), la producción del Model-A fue detenida en 1921 cuando la construcción de aviones, con el 1MF biplano a la cabeza, tuvo prioridad sobre los vehículos.

Testimonio de la historia 

A pesar de la escasa producción del vehículo, el Model-A con un motor cuatro cilindros de 2.7 L se convirtió en un pionero en Japón y para Mitsubishi en particular. Es en ese modelo en donde se originó la ingeniería creativa de la actual Mitsubishi Motors Corporation y su reputación que a la larga trascendería la frontera de Japón.

 

¿Qué opinás? Contanos