La historia de los airbags, grandes aliados de la seguridad
06/09/2017 Seguridad

La historia de los airbags, grandes aliados de la seguridad

Hace 36 años, Mercedes-Benz traía un invento que iba a cambiar la historia de la automoción.

Hace 36 años, la industria automotriz vio el inicio de una tremenda evolución en materia de seguridad con la introducción de los airbags, una herramienta hoy indispensable en cualquier coche.

Si bien nacieron efectivamente en 1981, el desarrollo de un airbag que proteja a los automovilistas se originó en 1950, sin poder alcanzar el nivel de progreso necesario para su fabricación en serie. En 1967 se retomó la idea, pero una vez más lo ingenieros tuvieron que enfrentarse a numerosos desafíos, desde los sensores hasta la generación del gas, pasando por el tejido del propio airbag.

 

El origen 

Luego de una serie de evaluaciones, se llegó a la conclusión de que la mejor solución era una bolsa de tela capaz de inflarse en milisegundos con ayuda de un dispositivo pirotécnico en caso de accidente. En 1971 Mercedes-Benz obtiene la patente DE2152902 C2 para el airbag que hace finalmente su aparición en 1981 en un auto de fabricación en serie, el Clase S.

Desde ese momento, este elemento, junto a los cinturones de seguridad, ha salvado miles y miles de vidas, además de haber reducido el riesgo de lesiones en el pecho y la cabeza de manera notable. Debido a su gran eficacia, Mercedes-Benz entendió que lo mejor era integrar este dispositivo a los pasajeros. En 1987 hace su aparición, una vez más en el Clase S, los airbags para el acompañante. Posteriormente, en 1994 y adelante, se convirtió en un elemento de serie en casi todos los vehículos de la firma alemana.

Más y más airbags 

Continuando con la historia, las innovaciones no tardaron en llegar. En 2001 llegó la bolsa lateral de cabeza/tórax, en 2009 el airbag de rodilla y el de tórax/pelvis, y en 2013 el que se combina con el cinturón de seguridad así como airbags que se adaptan a la gravedad del impacto y a la posición de asiento. De esta manera, los autos protegen a sus usuarios con un sistema actual de hasta 12 airbags.

Eso sí. Los airbags no son más que un elemento más de la seguridad, y no sustituyen a los cinturones de seguridad. La importancia del correcto uso de todos los elementos de seguridad es clave cuando se maneja para evitar lesiones o accidentes fatales.

¿Qué opinás? Contanos