¿Conocés la historia de los parabrisas?
11/09/2017 Novedades

¿Conocés la historia de los parabrisas?

Es un elemento vital en los coches, y su historia data de muchos años atrás.

Los parabrisas son un elemento fundamental de todo coche. Al igual que las demás partes de los autos, los parabrisas tuvieron una evolución desde sus orígenes hasta el día de hoy. En esta nota vamos a repasar un poco cómo fueron cambiando desde sus comienzos.

Los comienzos

El origen del parabrisas fue en 1908, cuando Ford empezó a ofrecer en el Model T con parabrisas opcional en un paquete que también incluía velocímetro y luces frontales. Sin duda, el costo de USD 100 era un gran obstáculo para los clientes de aquella época. En esos años, el Model T tenía un precio de USD 825. En esta "competencia", es Oldsmobile la que da un paso importante en 1915, cuando empezó a ofrecer todos sus modelos con parabrisas de serie.

Laminados y problemáticos

El primer parabrisas laminado lo tuvo un Rickenbacker en 1926, dos años después de que Lincoln equipara al Police Flyers, un auto pensado para la policía, con un cristal a prueba de balas de una pulgada de grosor, elaborado con vidrio y policarbonato. En los años 30', los parabrisas laminados se hicieron populares en los autos, lo que elevó la seguridad de los pasajeros, al no astillarse, ser más resistente y aumentar la rigidez estructural. A principios de 1930, Cadillac y Chevrolet comenzaron a diseñar autos con el parabrisas inclinado, lo que favorecía el diseño y la aerodinámica.

Si bien se había arreglado el problema de romperse en mil pedazos, los parabrisas ahora tenían dos inconvenientes: el precio y la decoloración con el paso del tiempo. En el primer caso, la solución vino después de una huelga de la Federación de Trabajadores de Vidrio de EE.UU. en 1937, mientras que la segunda cuestión quedó resuelto en 1938, cuando Carleton Ellis fabricó el butiral de polivinilo, un compuesto químico que evita el decoloración en los cristales.

Camino a la modernidad

Entre los autos que trajeron grandes innovaciones en este tema podemos nombrar al Chrysler Airflow Custom Imperial 8 de 1934 que empleó un parabrisas de una sola pieza con formas curvas. Unos años más tarde, en 1951, hizo su aparición el primer parabrisas panorámico en el concept GM LeSabre. 

Con el paso de los años, los parabrisas han visto mejoras tales como el sistema de antiempañamiento. También podemos mencionar el ‘Gorilla Glass’ de Ford, que es un 30% más ligero, un 25% más delgado y más resistente a los rayones. Para su fabricación son necesarias muchas capas: una interior reforzada, una intermedia termoplástica absorbente de ruido y un vidrio recocido de capa externa.

Ya lo ves, los parabrisas son bastante importantes en la industria automotriz, y su historia, más que interesante.

 

¿Qué opinás? Contanos