Autos clásicos

Clásicos: Renault Douphine – Gordini Parte 2/2

Continuamos con la historia de este entrañable modelo.

Clásicos: Renault Douphine – Gordini Parte 2/2

Leé la Parte 1 haciendo click acá.

El mercado norteamericano fue otro de los objetivos del Dauphine
, siendo exportado por la Régie a finales de los años ´50, con un precio competitivo y ofreciéndose como un vehículo utilitario, que rápidamente se ganó la fama de sencillo y endeble, frente a la enormidad y la dureza de los modelos norteamericanos de la época.

El R-1093 preparado por Gordini se destacó en algunas de las clásicas pruebas deportivas europeas, venció en su categoría en la Mille Miglia de 1956, en el Tour de Corse y el Rallye de Montecarlo del ´58 y en la Lieja-Roma-Lieja de 1959, entre otras. Así mismo, el Dauphine sirvió de base para un modelo destinado a un público minoritario, en el que primaba la estética, el Floride, diseñado sobre la plataforma del Dauphine y con la misma base mecánica del motor Ventoux.

En 1968 el Dauphine iniciaba un lento declive hasta desaparecer definitivamente del catálogo de la Régie Nationale des Usines Renault, ya que para ese entonces, la paleta de productos contaba con modelos mucho más modernos como el R-4, R-8, R-10 y R-16, entre otros. Sin embargo, en nuestro mercado vivió un par de años más. El último modelo de Gordini nacional se presentó en 1969, y era una versión deportiva del Gordini presentado en 1963. Seguía utilizando el mismo motor sin ninguna variante, pero en su estética había algunos cambios significativos, mayormente en el interior. Tenía un nuevo volante de madera con tres rayos, el instrumental constaba de dos relojes redondos, tacómetro y velocímetro con odómetro parcial y total, la radio era un opcional de fábrica, y exteriormente calzaba llantas de chapa sin tazas.

El 850 fue el último desarrollo sobre la base de éste modelo. Se trataba de un Gordini base, desprovisto de molduras embellecedoras, y defensas en los paragolpes. En el interior no contaba con sistema de calefacción, mientras que mecánicamente tenía el motor del Dauphine, con carburador de 28mm. pero acoplado a una caja de cuatro velocidades.

El Dauphine no sólo se fabricó en Francia, España, y Argentina, también en Brasil, Willys lo produjo bajo licencia y en Italia, Alfa Romeo hizo lo propio. El 1093 nunca se fabricó en la fábrica Santa Isabel de Córdoba. Sólo se fabricaron en Francia en los años 1962 y 1963. Este vehículo, entre otras diferencias con los Dauphine Franceses, tenia frenos a disco, tacómetro Jaeger en la guantera izquierda, carburador Solex 32 PAIA3 (dos bocas) múltiple de competición, etc. En Argentina, solo se vendió un KIT para transformar cualquier Dauphine, gordini u 850 en "1093".

¿Alguna vez manejaste uno? Contanos tu experiencia.

Fuente: Escala Clásica

Escala Clásica

Gustavo Piersanti recomienda

¿Qué opinás? Contanos