Vendé tu auto
Autos clásicos

El 7º Encuentro de Fanáticos del Jeep IKA pasó por Villa Gesell

En la única ciudad argentina que tiene un monumento con un Jeep, pude manejar el IKA del fundador del grupo.

El 7º Encuentro de Fanáticos del Jeep IKA pasó por Villa Gesell

Desde hace tiempo que mi amigo (y colega) Norberto Lema, fundador de la agrupación Fanáticos del Jeep IKA, creada en la red social Facebook, me viene insistiendo con que lo acompañe en uno de sus encuentros.

Excusas, ropa térmica y Villa Jeepell

Calor, frío, falta de tiempo, tuve alguna excusa durante 6 invitaciones, pero finalmente la racha se cortó, me puse la ropa interior térmica y partí rumbo a una Villa Gesell de invierno, nublada y ventosa donde se realizó el Séptimo Encuentro de Fanáticos del Jeep IKA.

La decisión no pudo ser mejor, tanto la de llevar abrigo extra, como la de asistir. En un fin de semana pude compartir el amor por los Jeep IKA, ver los distintos grados de restauración y transformación, y sobre todo, dar una vuelta sobre el Jeep de mi amigo.

La agrupación, que cuenta con más de 46 mil miembros organiza dos veces al año estas convocatorias en diferentes localidades. Este año tocó en algo así como la capital del Jeep, ciudad donde abundan los IKA y sus talleres especializados, desde que el mismísimo Carlos Gesell tuviera una flotilla de estos vehículos.

Como dato curioso, la ciudad tiene un monumento único, llamado Don Carlos Gesell y su Jeep, ubicado en Paseo 106 y Avenida 3. Le pregunto a Lema, ¿qué flota tenía Gesell? Sin titubear responde: “4 IKAs, 2 Willys, una Estanciera y una Gladiator. Todos 4x4”.

7º Encuentro de Fanáticos del Jeep IKA

El evento contó con el auspicio de Stellantis para su marca Jeep y de Michelin Argentina, para su marca BF Goodrich, y se desarrolló en varios lugares de la ciudad, comenzando por dos breves recorridos al Off Road Park. La primera fue nocturna (y nos perdimos 🤐) la segunda de día, y de ahí a la playa en Jeep.

La organización contó con la experiencia y excelente onda de Sofía Cammarata, quien lleva adelante la organización Off Road 4x4 Experience y es fundadora de Mujeres Todo Terreno, y contó también con la colaboración de Diego Juan Abal, especialista en seguridad vial y en organización de eventos de autos antiguos.

El viernes por la mañana arrancó con una charla de acerca de las formas de manejo a cargo de Sofía Cammarata. Momentos después “girar” por el Off Road Park, la caravana se dirigió por los caminos del Enduro Del Verano, entrando por las playas del norte a la ciudad de Villa Gesell y llegando a la ex estación de micros transformada en Polo Cultural Sur.

Travesía al Faro Querandí y su Reserva Nacional

Por la tarde el grupo partió a una travesía hacia el sur que llegó hasta el Faro Querandí, distante 35 km y al que se puede acceder solo por la playa. Declarado Reserva Nacional, el guardaparque local Abel Guarda nos explicó a los asistentes acerca de las especies autóctonas protegidas y los lugares por los cuales está permitido circular. El remate del día fue el regreso por las playas con un espectacular atardecer como marco de fondo.

Un Jeep IKA Vs un Compass Traihawk

El IKA de mim amigo Lema y su mellizo que vive en Gesell

Durante el encuentro, que reunió 34 vehículos, además de dos ejemplares actuales de Jeep (Wrangler y Gladiator, ambos en su versión Rubicon) tuve la oportunidad de hacer lo mismo que los IKAs sobre un Compass Traihawk. Nada de  palancas, acá tocás una serie de botones y pulsadores y es increíble lo que puede hacer este modelo moderno que después es tan cómodo en el uso diario.

La experiencia no podía estar completa si manejar un IKA clásico. Pocas veces un amigo te ofrece manejar su auto, aún sabiendo a lo que me dedico (¿o será justamente por eso?) y de golpe Lema me dice ¿Vas a manejar mi Jeep?

Después de 5 golpes (el último con rabia) a la puerta de fibra (además de jaula el Jeep está “techado”) y de darme cuenta de que el asiento estaba acomodado para mi amigo, que es bastante más bajo que yo, simplemente giré la llave de metal e instantáneamente el IKA estaba rugiendo.

Una de las claves de su lindo sonido está en el motor. El Continental de 4 cilindros original fue reemplazado por un 6 en línea Ford 188 de Falcon con tapa xxx y una peculiaridad, el múltiple de escape fue diseñado por el Ingeniero Garibaldi ¿Dónde? En un aeropuerto, sobre una servilleta. Y según el mecánico de Norberto pasó de 100 a 115 CV.

La caja es de tercera, pasó del volante al piso por lo que la primer se coloca para atrás. La pedalera pasó del piso a flotante y como no pude regular el asiento a mi medida, quedaban muy altos. Lo bueno, ponés 2º y con el torque del motor es como D de una automática en ciudad.

La dirección sin asistencia, con volante finito y de diámetro timón, no tiene asistencia, tampoco es pesada, pero hay que darle varias vueltas para cualquier maniobra. Puntualmente el Jeep de Norberto tiene una caja de dirección de Jeep CJ5 grinco (que también usaba el Torino)  El pedal de frenos fue una revelación, corto y nervioso, la clave, Norberto le puso cuatro frenos a disco a su Jeep.

En fin, dimos una vuelta corta por ciudad, lo suficiente para repetir una máxima que le dije años atrás al director de la marca en Argentina después de bajarme de este mismo IKA y manejar una Gladiator nueva: “Lo que progresó la marca en estos años es increíble”. Obvio que me refiero a confort, seguridad y todas esas cosas, lo más importante es mantener el espíritu detrás de esas 7 ranuras.

Jeep IKA y sus fanáticos

El evento cerró el domingo con una exposición de los Jeeps IKA en el Polo Cultural Sur de Villa Gesell, y luego por la tarde se realizó un breve recorrido por las dunas del norte gesellino. Allí los dueños de los históricos vehículos pudieron probar en manejo off road el Jeep Wrangler Rubicon, con gente de la organización a su lado del encuentro atentos a la explicación de todos sus sistemas de manejo.

“Llegamos finalmente a realizar un encuentro de nuestra agrupación en Villa Gesell. Era una deuda que quisimos saldar con esta ciudad a la cual siempre vinimos en Jeep, donde tenemos varios amigos y donde, además, aprendimos a manejar en un IKA hace ya varias décadas. La presencia de un lugar tan adecuado como el Off Road Park y una piloto tan experimentada como Sofía Cammarata nos decidió a llevar adelante aquí este encuentro de amigos”

Fanáticos del Jeep IKA es una agrupación nacida en Facebook en octubre de 2008. A principios de junio de 2022 reune aproximadamente 46.600 miembros, con un tráfico aproximado de 3500 posts. Ha realizado encuentros en diversas locaciones bonaerenses como Ramallo, Arrecifes, Lobos, Lezama y dos veces en La Cumbre, Córdoba, con el récord de asistentes de 95 vehículos el año pasado. 

El Jeep producido entre 1956 y 1978 por Industrias Kaiser Argentina, luego IKA-Renault y finalmente Renault Argentina en la planta cordobesa de Santa Isabel, fue el primer vehículo fabricado en serie en nuestro país, además de tener una motorización y carrocerías a partir de 1957 que no se produjeron en ningún otro país del mundo. Este producto podía adquirirse con tracciones 4x4 y 4x2 y chasis cortos y largos, ambos con el motor 4 cilindros 4L151 de 2500 cm3 de cilindrada y 77 CV de potencia a 3800 RPM.

Con un número de producción que superó las 400 mil unidades, también impulsó en su época una pujante industria carrocera aftermarket que tuvo logrados diseños sobre chasis cortos y largos con una muy variada gama de configuraciones.

¿En que Jeep irías a Gesell, uno clásico o uno moderno? Compartí tus razones en los comentarios, como siempre, sin agredir para que podamos charlar entre todos.

Test Jeep Gladiator

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas