Ducati XDiavel S, fachera y poderosa
28/03/2017 Pruebas de manejo

Ducati XDiavel S, fachera y poderosa

Manejamos en México a este modelo bestial con estilo cruiser.

Una moto Ducati puede ser un icono de estilo, innovación y prestaciones… todo en uno. La nueva XDiavel fue un desafío para la marca boloñesa, al tener que trasladar sus valores tradicionales al mundo Cruiser y la manera en que lo lograron fue la mejor de todas. Y si además le ponés una S como apellido, la fórmula se pone muy cerca de ser perfecta.

“Larga, baja, musculosa, de líneas contemporáneas y componentes sofisticados pero sobretodo, sexy”. Así la define Andrea Ferraresi, director del Centro de Estilo Ducati. “Por un lado, el diseño se inspira en el mundo Cruiser, por otro en el ADN de Ducati. Traslada el concepto a un contexto moderno: la tecnocruiser.

 

Y claramente esta moto del segmento cruiser es una oda al detalle. En cada tornillo, en cada pliegue, en cada pieza podemos ver esa atención por lo mínimoe. Fue presentada internacionalmente en el Salón EICMA 2015 de Milán, y tanto la versión normal como la S son espectaculares. La diferencia de la S está en los frenos delanteros Brembo M50, piezas de aluminio trabajado como las llantas, las tapas de motor, el basculante, y por otro lado, la pintura especial, luces diurnas, conexión Bluetooth y horquilla con tratamiento anti-fricción; el chasis multitubular con motor autoportante y la electrónica son los mismos, propios de una superbike moderna como el acelerador Ride by Wire, plataforma IMU (Inertial Measurement Unit), triple modo de conducción (Urban, Touring, Sport), ABS con sensor de inclinación, control de tracción DTC con ocho niveles de intervención, control de velocidad, iluminación Full-LED, llave de proximidad e instrumentación con pantalla TFT, entre otros detalles.

Desde los mandos izquierdos se manejan las ayudas electrónicas, incluyendo el control de velocidad y la luz diurna, excepto el launch control, cuyo botón está del lado derecho y el bloqueo de la dirección con un botón como en la Multistrada. Antes de iniciar el recorrido lo mejor es seleccionar uno de los tres modos de conducción (el Urban entrega 100 CV, mientras que Touring y Sport los 156 CV a través del menú ingente). Al igual que en la Monster, cada uno de ellos se encuentra ligado a una intervención más o menos intrusiva del ABS y del control de tracción.

 

 

Por otro lado, dos innovaciones de Ducati son el launch control DPL con tres niveles de intervención y la transmisión movida por banda dentada, en lugar de la habitual de cadena. Podemos decir que todo el poder de la firma boloñesa se encuentra puesto en esta XDiavel S. Los puristas podrían alegar que Ducati no es propia del mundo custom sin embargo, a finales de los años ochenta, con la marca recién adquirida por los hermanos Castiglioni, Ducati vendió la Indiana con tres motorizaciones diferentes (350cc, 650cc y 750cc), la versión custom de la Pantah supersport que fue todo un éxito.

La XDiavel S es el segundo modelo de Ducati que porta un motor Testastretta DVT (Desmodromic Variable Timing), un nuevo bicilíndrico que adapta su rendimiento en cada momento según el régimen de giro. Básicamente es el mismo Testastretta que desde el año pasado se utiliza en la Multistrada 1200 pero aumentado a 1.262cc y con 156 CV a 9.500 rpm en lugar de los 160 CV de la Multi. Ahora, la bomba de agua se ha colocado entre los dos cilindros, la cifra de par es mayor (129Nm a 5.000rpm) y la electrónica se ha ajustado para un mejor rendimiento.

 

 

Otro de los puntos fuertes de la XDiavel S es que se adapta a todos los tamaños de sus conductores, ya que existen muchas configuraciones para que vayan a sus anchas: los estribos, el asiento y el manillar son regulables en varias posiciones. De serie se incluyen dos asientos y los estribos del pasajero, mientras el respaldo del acompañante se vende por separado. Para los que prefieran la posición estándar de los pies, Ducati también ofrece un kit de estribos retrasados por si no encuentran comodidad al estirar las piernas hacia adelante.

Definitivamente la Ducati XDiavel S tiene clase, acelera impresionante, es propositiva en temas de diseño y tecnología y llama la atención de cualquiera. Actualmente no hay una rival a su altura, ni siquiera la Harley-Davidson V-Rod. Podemos decir con certeza que no hay ninguna moto que compare su conducción ya que, por primera vez, la moto se adapta al conductor y no al revés. El único “pero” que hemos encontrado es la dureza de la suspensión trasera, ya que la columna vertebral puede descifrar hasta la denominación de las monedas que se pisan. Obviamente todo esto desaparece cuando vamos en autopistas bien pavimentadas como las de Europa, lugar donde se desarrolló la moto y los enormes freeways de Estados Unidos, mercado clave para este producto.

 

 

Especificaciones

Motor: bicilíndrico en L de 1,262cc, Testastretta DVT con sistema de distribución desmodrómica variable, refrigeración líquida

Potencia: 156 CV a 9.500rpm y 129 Nm a 5.000rpm

Transmisión: 6 velocidades, banda dentada

Suspensión: delantera con horquilla invertida regulable, trasera con basculante monobrazo y amortiguador regulable en precarga y extensión

Frenos: delanteros de discos semiflotantes, cálipers Brembo de cuatro pistones con ABS. Traseros de disco con cáliper de dos pistones con ABS

Peso: 220Kg

Capacidad del tanque: 18 litros

Precio en EE.UU: USD 23.495

¿Qué opinás? Contanos