Vendé tu auto
Industria

Especial Autos chinos: El ataque de los clones

11 increíbles ejemplos de plagio.

Especial Autos chinos: El ataque de los clones


Durante el 2006 China llegó al tercer lugar entre los mercados de automóviles más grandes del mundo, y continuará siendo el líder en crecimiento durante 2007. Las ventas de automóviles en China se dispararon casi un 40% en 2006, a 4.1 millones de unidades, lo que supera los 3.4 millones vendidos en Alemania.

Gran parte del crecimiento se concentra en sedanes de tamaño pequeño y mediano, que ahora constituyen dos tercios de las ventas de automóviles totales en China, el doble de su participación en el mercado a comienzos del milenio.

¿Cómo se alcanza tal nivel de desarrollo de productos en tan pocos años?. La respuesta es simple: Copiando.

Marcas como Geely, Chery o Shanghuan, con escasa tradición industrial, están enfrentando a los grandes fabricantes; todo a base de plagio. Apenas invierten en investigación, recortan dinero en materiales, cuentan con mano de obra muy barata y, por si fuera poco, copian descaradamente los diseños. El resultado es una auténtica guerra de clones: vehículos muy parecidos en todo salvo en el precio.

Nada nuevo bajo el sol dirá Ud. Los mismos japoneses decían a finales de los sesenta, copiar para crear, crear para competir, competir para ganar, pero de ahí a realizar descarados plagios la situación es absolutamente distinta. En Autocosmos investigamos el  tema, y por lo mismo le presentamos en forma exclusiva los 11 modelos plagiados más cuestionados por la industria automotriz mundial. ¡Juzgue Usted!

Honda CRV y su clon chino a la derecha


Chevrolet Spark y su clon chino a la derecha


Mercedes-Benz Serie E y su clon chino a la derecha


Toyota Rav 4 3 puertas y su clon chino a la derecha


Toyota Rav 4 5 puertas y su clon chino a la derecha


Toyota Crown y su clon chino a la derecha


BMW X5 y su clon chino a la derecha


Rolls Royce Phantom y su clon chino a la derecha


Toyota Corolla y su clon chino a la derecha


Chevrolet Optra y su clon chino en version hatchback a la derecha


Volkswagen Polo y su clon chino a la derecha


Por Alejandro Marimán

Nota relacionada: La piratería azota la industria del automóvil en China

Alejandro Marimán recomienda

Contanos que opinas