BMW Gina Light Visionmodel: un deportivo que "dialoga"
12/6/2008 Novedades

BMW Gina Light Visionmodel: un deportivo que "dialoga"

Conductor y auto.

BMW Group Design ha plasmado sus visiones del automóvil del futuro en un descapotable biplaza denominado Gina Ligth Visionmodel.

Las dinámicas proporciones de este coche son muy típicas de la marca. La parte frontal y las partes laterales, incluyendo las puertas, forman una sola unidad de superficies fluidas y sin fugas, no solamente en términos ópticos, sino también estructuralmente. 

No dispone de los elementos de la carrocería utilizados normalmente en coches fabricados en serie, tales como faldón frontal, capot, aletas, puertas, pasos de rueda, techo, tapa del baúl y chapa posterior.

Estos elementos se sustituyen por una estructura nueva, compuesta de tan sólo algunos pocos elementos. La estructura metálica está cubierta por un tejido especial, sumamente resistente y con extrema capacidad de dilatación.

El tejido exterior es un tejido industrial híbrido, constituido de un entramado portante y una capa superficial hidrófoba y resistente al frío y calor. Además, este material se distingue por la estabilidad de su forma.

La carrocería está compuesta de tan sólo cuatro elementos. La pieza más grande abarca desde la parte frontal del coche hasta la base del parabrisas y continúa hasta el límite posterior de las puertas.

Las piezas laterales cubren una gran superficie desde la base de los umbrales delanteros hasta la zaga, pasando por los pasos de rueda traseros. La cuarta pieza forma la parte central de la zaga del coche.

Diversos elementos de la subestructura son móviles. Estos elementos, controlados electrohidráulicamente, cambian su posición según las condiciones dinámicas del coche y de acuerdo con la voluntad del conductor.

El mejor ejemplo de ello son los faros. Los faros no están visibles y se encuentran ocultos bajo una cubierta textil especial mientras no sea necesario iluminar la calzada.

Cuando el conductor enciende las luces del coche, cambia la forma de la parte frontal del coche.

A ambos lados de la parrilla ovoide doble que distingue a la marca, se abren los recubrimientos a raíz del movimiento que ejecuta la estructura metálica cubierta, por lo que quedan visibles los faros dobles, que constituyen otro distintivo de la marca.

En la zaga y en los umbrales laterales se incluyen más posibilidades de adaptar las formas y las funciones a la situación concreta de conducción.

La configuración de la zaga incluye la posibilidad de elevar el alerón trasero automáticamente a partir de determinada velocidad.

Dado que toda la parte posterior del coche, alerón incluido, está recubierta de un mismo tejido que llega hasta la parte trasera del habitáculo, se mantiene la forma homogénea de la zaga, sin importar cuál es la posición del alerón.

Las luces intermitentes y los pilotos posteriores funcionan sin que sea necesario que la forma del recubrimiento de la carrocería cambie de forma.

Para que el conductor o los mecánicos del taller puedan acceder a los lugares necesarios para llevar a cabo el servicio de mantenimiento, el tejido que recubre el motor se desplaza 50 centímetros hacia la izquierda y la derecha.

Debido a la gran cantidad de puntos de fijación del tejido en la parte frontal del coche y en los límites posteriores de la puerta, el material se abomba de modo definido y perfectamente reproducible.

En el habitáculo, las formas y las funciones son variables. Al activar determinadas funciones, el conductor provoca la modificación de diversos elementos específicos del coche.

Sus variaciones dependen directamente de las decisiones que toma el conductor. Ello significa que según la situación, se entabla un intenso diálogo entre el conductor y su automóvil.

Si el coche está parado, tanto el volante como los instrumentos redondos dispuestos en posición vertical en la consola central (cuentarrevoluciones, velocímetro e indicador del contenido del depósito) se encuentran en una posición de espera definida.

En estas condiciones, el acceso al habitáculo es más cómodo. Además, el asiento solamente asume su posición y perfil correctos, cuando el conductor ya ha tomado asiento.

Entonces, el apoyacabezas, que antes estaba completamente retraído y tocando con el respaldo, se eleva automáticamente hasta una posición previamente ajustada.

Al mismo tiempo, el volante se acerca al conductor y el tablero de instrumentos se inclina hasta quedar en la posición ergonómica óptima.

La superficie textil del elemento posterior del coche llega hasta el interior del habitáculo y cubre también los asientos del conductor y de su acompañante.

Además, el mismo material también es aprovechado para el recubrimiento de las puertas y de los apoyabrazos. La palanca de cambios que se encuentra en la consola central emerge desde un fuelle textil fuertemente tensado.

El conductor y su acompañante miran a través de un parabrisas poco inclinado, con espejo retrovisor incorporado en el centro del marco. Los espejos retrovisores exteriores están unidos a los marcos de las ventanas laterales.

Este biplaza descapotable tiene llantas de aleación ligera de 20 pulgadas con radios en forma de estrella y superficie de color plateado mate. El chasis es de aluminio entramado, especialmente ligero.

El innovador modelo cumple las mismas exigencias que se plantean a un coche convencional de serie, gracias a sus dobles salidas de escape en la zaga, a la tercera luz de freno integrada en el alerón posterior variable, a los difusores delanteros y al difusor posterior de tipo fibra de carbono.

¿Qué opinás? Contanos