Test drive

Manejamos el Fiat 500

Antes de su llegada a la Argentina, tuvimos un primer contacto en Puerto Vallarta con el Cinquecento. Elevadísimo nivel de equipamiento de seguridad es su principal arma, además de un irresistible encanto.

Manejamos el Fiat 500

Fiat experimenta un éxito mundial sorprendente producto de una estrategia de nuevos productos que han sabido interpretar perfectamente las necesidades del mercado.

Vehículos equipados y con mucha economía de combustible como el Panda o el Grande Punto han sido piezas fundamentales en un agresivo proceso de revitalización, pero sin duda, la piedra angular que simboliza el renacimiento de esta importante firma italiana es el nuevo 500, o simplemente "Chincuechento".

 

El Fiat 500 es definitivamente el auto insignia de la casa, un vehículo que pese a sus reducidas dimensiones equipa tecnologías de seguridad de última generación.

Son siete airbags y en caso de que la duda por saber cuál es el séptimo sea muy grande, hay que decir que es uno para las rodillas en la posición del conductor, que además de evitar golpes fuertes contra el tablero en esa zona, ayuda a evitar el submarinaje (ese efecto que se produce cuando un ocupante al momento del impacto tiende a deslizarse por debajo del cinturón de seguridad y hacia la parte baja del tablero).

Los frenos ABS, control de tracción, programa electrónico de estabilidad y una estructura que le permitió obtener las cinco estrellas contra impactos en las pruebas realizadas por la Euro NCAP conforman el resto del equipamiento que es de serie en todas las versiones.

 

Este renacido 500 fue lanzado exactamente cincuenta años después de que el original llegara a revolucionar un debilitado mercado italiano de la posguerra - 1957 el original y 2007 el nuevo -. Aquel simpático vehículo se convirtió en un icono de la automoción de Italia, un auto sumamente barato que pesaba poco menos de media tonelada - 470kg -, era impulsado por un motor de dos cilindros con 13 Cv y recurría a un planteamiento de motor y tracción traseros.

La modernidad ha obligado al 500 a ganar tamaño y peso, ahora supera la tonelada - 1,005kg - y el motor montado al frente y con tracción delantera es un ultramoderno 1.4 litros de 100 caballos que cumple con la norma de EuroV.

 

Fiat ha recurrido a una estrategia similar a la de BMW cuando resucitó al Mini. Este 500 no es más un auto barato y para el pueblo, se ha convertido en un símbolo de moda, estilo, en un producto aspiracional y de mucho carisma.

La lista de equipamiento es amplia, mandos para la interfase telefónica Bluetooth y del sistema de audio en el volante, aire acondicionado que dependiendo de la versión puede ser automático, la transmisión salvo para la versión Sport es dualogic, manual robotizada de cinco cambios que cabe destacar que funciona muy bien y los cambios no se notan nada bruscos como en otras cajas similares, como la Selespeed de Alfa Romeo o la Easytronic de GM. Faros de niebla, cristales y espejos eléctricos completan el equipamiento de conveniencia.

 

La conectividad está presente gracias al sistema de Microsoft denominado Blue & Me que permite emplear el teléfono vía comandos de voz o desplegar un mensaje de texto recibido en el display del cluster de instrumentos. El puerto USB permite la conexión del iPod pero bajo ciertas circunstancias que son: la música debe estar en formato MP3, por lo que las protegidas o comprimidas en formato de Apple no podrán ser reproducidas. Adicionalmente el dispositivo tiene que estar en modo de disco duro.

Al volante, el 500 presenta una posición de manejo un tanto elevada, gracias a que comparte plataforma con el Panda, en el interior la atmósfera sigue con lo ofrecido por el diseño de la carrocería, aunque se notan algunos botones y cuestiones como la posición de la palanca de cambios que recuerdan al citado Panda.

 

Por último podemos decir que el Cinquecento llegará en breve a Argentina para convertirse en el vehículo más representativo de la nueva Fiat. Es un auto que ya ha vendido en México, el primer mercado del continente donde se lanza, todas las unidades que han llegado y dado que Fiat no puede traer a la región tantos autos como quisiera, seguramente en nuestro país se repetirá la historia.

La versión Abarth, que llevará un motor turbo, está por lanzarse en Europa, por lo que siguiendo el mismo camino que el 500, debería llegar para estas fechas del 2009.


Por Rubén Hoyo - enviado a Puerto Vallarta, México


Galería de fotos Fiat 500

 

Nota relacionada (Lanzamiento): Nuevo Fiat 500: un ícono de la historia

¿Qué opinás? Contanos