Vendé tu auto
Industria

Fiat se pronuncia sobre su alianza con Chrysler

Será una unión de la tecnología de Fiat con el extenso patrimonio de Chrysler mencionó el Presidente de la italiana.

Fiat se pronuncia sobre su alianza con Chrysler

En un comunicado emitido el día de hoy, el Presidente de Fiat, Sergio Marchionne, mencionó que esta nueva alianza Fiat-Chrysler será la unión de la alta tecnología de Fiat con el gran patrimonio de la empresa noretamericana.

"Esta operación representa una solución constructiva e importante a los problemas que desde algunos últimos años afecta no sólo a Chrysler sino a la industria automotriz mundial en su totalidad.

La alianza permitirá unir la tecnología de Fiat, que está entre las más innovativas y avanzadas del mundo, sus plataformas y sus motores para autos chicos y medianos, además de su extensa red de distribución en América Latina y Europa con el gran patrimonio de Chrysler, que tiene una fuerte presencia en América del Norte y trabajadores plenos de talento y dedicación. Todo esto dará origen a una nueva y fuerte casa automovilística y ayudará a preservar los puestos de trabajo y una industria manufacturera de vital importancia para las economías de Estados Unidos y Canadá."

¿Cómo operará la nueva empresa?

La operación se hará efectiva con la cesión acelerada de todos los bienes de Chrysler a una NewCo (nueva compañía) con base a determinadas previsiones de la ley de quiebras norteamericana (US Bankruptcy Code). A continuación de un intenso período de consultas con el Departamento del Tesoro estadounidense y con todas las otras partes interesadas, incluyendo el Gobierno canadiense, la United Auto Workers (UAW) y la Canadian Auto Workers (CAW), Chrysler eligió esta opción como la más eficaz para la reestructuración de la deuda. En consecuencia, Chrysler requerirá al Tribunal de quiebras de Nueva York la aprobación de la venta de los activos de Chrysler a la NewCo. En caso de aprobación de la operación por parte del Tribunal y subordinada a la aprobación de la autoridad regulatoria, las partes estarán en condiciones de completar la operación en el tiempo más breve posible.

En espera de dichas aprobaciones, Chrysler, en su formato actual, continuará desarrollando su actividad y el Departamento del Tesoro estadounidense y el Gobierno canadiense concederán a la sociedad financiamiento con el fin de permitir cumplir con sus obligaciones con el personal y de hacer frente a las necesidades operativas.

Desde comienzos de mayo, Chrysler podrá beneficiar de nuevos acuerdos de financiamiento a la red estipulada con GMAC, la que proveerá financiamiento a los clientes finales.

Al momento del cierre de la operación, la NewCo asumirá la razón social de Chrysler y será propietaria de sustancialmente todos los bienes de Chrysler con la exclusión de determinadas deudas y otros pasivos.

Al cierre, la NewCo asignará a Fiat una cuota equivalente al 20 por ciento del capital y de los derechos de voto, al neto de los efectos computados, y Fiat estipulará los acuerdos industriales con Chrysler.

Paralelamente, la Voluntary Employee Benefit Association (VEBA), al momento del "closing", recibirá una participación del 55%, al neto de los efectos acordados. Tal participación será administrada por el Departamento del Tesoro estadounidense.

El Departamento del Tesoro estadounidense y el Gobierno canadiense poseerán conjuntamente el remanente del 10% del capital, al neto de los efectos computados.

La nueva Chrysler se beneficiará además del nuevo contrato colectivo de trabajo recientemente firmados con la UAW y la CAW y de un financiamiento por parte del Departamento del Tesoro estadounidense de U$S 6.500 millones.

La nueva Chrysler será gestionada por un consejo de administración integrado por nueve miembros: tres directores nombrados por Fiat, uno de los cuales deberá satisfacer el criterio de independencia establecido por las regulaciones de la New York Stock Exchange. VEBA y el Gobierno de Canadá tendrán el derecho de designar un director cada uno. Inicialmente, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos contará con el derecho de nombrar cuatro directores (tres de los cuales deberán ser independientes).

Fiat tendrá el derecho de recibir hasta um 15% adicional del capital (sea en términos de valor y en términos de voto), al neto de los efectos diluidos. Esta participación ulterior será atribuida en tres tramos del 5% cada una, suborindada al  logro de los objetivos preestablecidos y en particular: la obtención de la aprobación reglamentaria para la producción de la família de motores FIRE en Estados Unidos; al cumplimiento de target de ventas de vehículos Chrysler fuera del área del NAFTA, y la obtención de la aprobación reglamentaria para la producción de un modelo Chrysler basado en la tecnología de Fiat.

Una vez obtenido este 15% adicional, Fiat podrá designar a otro director en el consejo de administración de Chrysler.

Además, Fiat tendrá la opción de adquirir un ulterior 16% (ejercitable a partir del 1° de enero de 2013 al 30 de junio de 2016). El precio de esta participación adicional será determinado en base a criterios de valuación standard de mercado y en cualquier caso no podrá ser superior al múltiplo de Fiat a aquel momento. Esta facultad no podrá ser ejercitada hasta que la deuda con el Departamento del Tesoro estadounidense no sea inferior a US$ 3.000 millones.

La participación de Fiat no podrá superar el 49% hasta tanto no sea reembolsada la totalidad el préstamo concedido por el Tesoro norteamericano.

Contanos que opinas