Vendé tu auto

Conseguí hoy tu

Auto soñado

en Autocosmos

Conseguilo
Lanzamientos

Torino W500: el Toro del Siglo XXI

Mezcla características del Chrysler 300C y la Ferrari Testarossa.

Torino W500: el Toro del Siglo XXI

Es un ícono de nuestro país. Se dejó de fabricar en 1982, pero siempre está la ilusión de que vuelva a vivir.

Y al ver la creación del diseñador Lucas López, uno se puede dar una idea como sería el Toro en Siglo XXI.

El diseño corresponde a una versión aggiornada de la clásica cupé. “Este auto fue particularmente difícil de encarar por los volúmenes que presenta el modelo original”, señaló López.

“Teniendo en cuenta que todo tiende al monovolumen, en vez de adaptar el Torino a las épocas que corren, pensé en una cupé de generosas medidas como las del Chrysler 300C. Luego tomé los rasgos más destacados del Torino para darle identidad”, agregó el diseñador.

López lo bautizó Torino W500 pensando en un motor V8 de cinco litros de cilindrada, así como el legendario Torino W380 tenía 3.8 litros.

El frente del auto conserva la estética original tomando en cuenta la parrilla y los faroles redondos. La parte trasera se asemeja a una Ferrari Testarossa o F430.

El diseño del Torino original de 1966 fue un encargo de IKA (Industrias Kaiser Argentina) a Pininfarina a partir de la plataforma básica del Rambler 440-H de American Motors.

El nombre y el escudo fueron un homenaje a la casa que lo diseño que tiene su sede en Turin.

Estilo europeo sobre base americana. Eso fue lo que produjo un coche con un carácter diferente a lo ya conocido.

Pese a sus orígenes, fue un producto netamente argentino con muy pocas piezas importadas. En el mercado local, el Toro tuvo un éxito inmediato superando a los Ford Falcon, Cupé Chevy y Dodge.

Ahora sólo restaría que algún interesado ponga el capital y el nuevo Torino sea una realidad. Un hecho que, sin dudas, llenaría de emoción a más de uno. 
 

Roberto Nemec recomienda

Contanos que opinas