Vendé tu auto
Test drive

Peugeot 3008 2011, nuestro primer contacto

Probamos en Puerto Vallarta, Jalisco este Crossover con muchas pretenciones

Peugeot 3008 2011, nuestro primer contacto

Este nuevo producto es la incursión de Peugeot en un mercado en el que no tenía presencia, y que crece cada vez más con nuevas apuestas de las marcas y clientes que van en aumento.

La plataforma deriva de la de un 308, aunque un poco más extendida y alta, pero mecánicamente comparte muchos de sus elementos.

Comenzando por el diseño, podemos decir que es muy atractivo. Con líneas atrevidas y elementos extraños como los faros traseros en forma de boomerang y las ópticas que simulan los ojos de un felino, aseguramos que tiene mucha personalidad. La gran parrilla del frente que parece tener un tratamiento odontológico -es un detalle que seguramente levantará controversia entre los clientes pero que para nuestro gusto, le sienta muy bien al resto de la carrocería.

El motor es un cuatro cilindros 1.6L turbo que ya conocemos y que produce 154Cv y 226Nm de torque aunado a una transmisión automática nueva con seis velocidades y modo manual.

Podemos decir que por lo menos a nivel del mar, el motor ofrece una excelente potencia y torque desde bajas revoluciones, de hecho, casi no se percibe el cambio entre la propulsión natural y cuando entra el turbo lo que le da una calidad de marcha muy suave y continua.

La transmisión también es muy buena, con cambios rápidos y cortos a diferencia de la de cuatro velocidades que encontrábamos en el 308 y que será sustituida este mismo año por la de seis relaciones en cuestión.

En cuanto a la suspensión, encontramos buena altura que le permite sortear con la variedad de imperfecciones que encontramos en las calles y rutas de nuestro país. En ruta se siente cómoda, aunque sí permite un poco de movimiento en la carrocería pero gracias a un nuevo sistema con un tercer amortiguador central puesto longitudinalmente respecto al eje, se elimina bastante la sensación de no traer peso atrás y que se traduce en una amortiguación más pareja y estable.

El interior está muy bien planeado también con una posición de manejo alta y un tablero inclinado hacia el lado del conductor que según Peugeot, fue basado en la cabina de un avión. Los interruptores centrales superiores controlan la posición del Head-up display que muestra la velocidad a la que se viaja mientras que más abajo están los controles del sistema de sonido y control de clima automatizado bizona.

También encontramos muchos espacios para guardar cosas de manera inteligente como la consola central con refrigeración, las dos guanteras (una para el pasajero y otra para el conductor), los depósitos de las puertas que son los más grandes del segmento según la marca, los espacios bajo el piso de las plazas traseras y el sistema del baúl que te permite separar de tres diferentes maneras el área de carga y que cuenta con la apertura de una puerta inferior que facilita el acceso además de soportar hasta 200Kg. Encontramos también una muy útil linterna que se recarga desde el mismo auto y que se puede llevar a donde quieras.

En materia de seguridad, cuenta con ESP de octava generación que se comunica con los sistemas de distribución electrónicos de frenado delantero y trasero, ABS, frenado de emergencia y control dinámico de estabilidad para garantizar la seguridad de sus ocupantes. Además, encontramos seis airbags, cinturones de seguridad pirotécnicos, apoyacabezas para los cinco ocupantes y dos fijaciones ISO-Fix para sillas de bebé.

Presentado recientemente en México y ya comercializado en otros países de Latinoamérica como Perú, Colombia, podemos esperar que en algún momento lo tengamos entre nosotros. Ojalá así sea.

Contanos que opinas