Vendé tu auto
Lanzamientos

Unique ferrari F430: el Calavera que "aterra"

Motor V8 de 4.3 litros y 707 caballos.

Unique ferrari F430: el Calavera que "aterra"

La relación del preparador Novitec con el Ferrari F430 parece no tener fin. Le debieron haber tomado cariño la primera vez que se atrevieron a tocarlo y ahora no hacen más que sacar una versión tras otra.

Tras estas palabras no despectivas presentamos el Calavera, una versión única del bólido italiano que hace honor al vinilo que lleva impreso. Pero no es lo único que "aterra" en él.

Llamativo es llevar un F430 pero, si tiene pintadas unas calaveras con una espada que las atraviesa, eso sí que no puede pasar desapercibido.

En su exterior esalta la pintura en color blanco brillante y las amplias diferencias que hay con el Ferrari original.

De todas ellas, la parte que más se destaca es la del frontal, donde toda la parte inferior se la comen dos enormes entradas de refrigeración más el elegante brillo de las luces LED.  

El resto de las partes incluyen unos laterales más profundos, grandes llantas de aleación de color negro y una zaga bastante comedida.


Cuatro salidas de escape, como debe de ser a tales niveles, y un difusor relativamente discreto terminan de adornar esta preparación que no es fruto de una elección fortuita.

Novitec ha gastado unas cuantas horas en el túnel de viento para asegurarse de que estas piezas no empeoren la aerodinámica, sino que la mejoran.

Incluso se han preocupado en ofrecer una ayuda significativa para cuando el F430 entra en la ciudad.

Originariamente está rebajado en 3.5 centímetros en altura con respecto al original pero, gracias a una suspensión deportiva adaptativa puede crecer "de la nada" en 4 centímetros y asegurarse que los bordillos o los resaltos no rayarán sus bajos.

Parece que no, pero este es uno de los grandes problemas de los superdeportivos cuando entran en las urbes.

El trabajo aerodinámico y la mejora de la suspensión son dulces para aprovechar con el "ligero" agregado de potencia.

Aprovechando otra de sus preparaciones monta el V8 de 4.3 litros adosado a un doble turbo y que saca pecho entregando 707 CV de potencia y 712 Nm de par máximo.

El "cadavérico" Ferrari vuela hasta los 100 km/h en 3,5 segundos y roza los 348 km/h si el pedal está pisado a fondo.

El interior también está lleno de detalles acordes con el exterior, con la gran calavera impuesta en el túnel central.

Contrastes entre negro y blanco con un tapizado de cuero es loque le espera a uno de los once posibles afortunados clientes.


Contanos que opinas