Test drive

Prueba: BMW Serie 1 M Coupé 2012

¡Una raza en peligro de extinción!

Prueba: BMW Serie 1 M Coupé 2012
Antecedentes
Cualquier producto de BMW que venga acompañado de la letra M es un sinónimo de poder, potencia y gran desempeño mecánico, además de un deleite visual, ya que las creaciones que llevan la decimotercera letra del alfabeto son realmente espectaculares.
 
Actualmente el modelo no se comercializa en Argentina, pero al tener la suerte de manejarlo en México, sería un desperdicio no compartir las gratas experiencias detrás de su volante.
 
Empecemos con un poco de historia:
El departamento encargado de los modelos de competición de BMW fue fundado en 1972, la empresa se llamó simplemente BMW Motorsports GmbH. Años más tarde y por cuestiones prácticas el nombre de los productos derivo en el simple BMW M.
 
El primer producto conocido del departamento Motorsport de BMW es el 3.0 CSL de competencias, que fue cariñosamente bautizado como el Batimóvil por sus adiciones aerodinámicas.
 
La letra M en los productos BMW siempre viene acompañada de tres franjas con los colores azul, morado y rojo ¿qué significan?
ROJO: Color de la aceitera Texaco que patrocinaba los desarrollos de M en las pistas.
AZUL: Hace referencia a la zona de Bavaria.
MORADO: Es la fusión de ambos colores.

 

¿Por qué es una raza en extinción?
El 1 M es un auto para los puristas, la transmisión es completamente manual, es decir, el conductor debe tener total interacción con la máquina, situación cada vez menos común aún tratándose de autos deportivos. BMW no ofrece transmisiones robotizadas ni automáticas para este 1 M, mientras que los demás productos de la familia si las ofrecen.
 
Características técnicas y mecánicas
Bajo el capot encontramos la tradicional motorización y configuración de BMW, se trata de un seis en línea, colocado de manera longitudinal, acoplado a una transmisión manual de seis relaciones que envía el poder al eje trasero, como todo deportivo debe ser.
 
La potencia es de 340 CV a un régimen de 5.900 r.p.m., la fuerza de torque es altísima con casi 500 Nm en el rango de las 1.500 a 4.500 revoluciones.
 
¿Cómo se logran estas interesantes cifras de poder? 
El motor (de la familia N54B30T0) tiene un desplazamiento de 2.979 centímetros cúbicos, 3 litros para ser más prácticos, posee el sistema VANOS de apertura variable de válvulas y una gestión electrónica MS D81 especialmente desarrollada por M. Además, ofrece inyección directa de combustible y la asistencia de dos turbos cuya presión de operación está en el rango de 0.8 a 1.0 bar ¡Mucha tecnología en pro de la diversión tras el volante!
 
Para detener toda esta tecnología generadora de energía cinética hacen falta unos buenos frenos. El 1 M incorpora discos en las cuatro ruedas, los delanteros de 360 mm de diámetro y los traseros de 350 mm, en ambos casos ventilados y perforados. Dicho sistema de frenos cuenta con las asistencias ABS, DSC y tiene la facultad de regenerar energía (Brake Energy Regeneration) que se canaliza al acumulador del vehículo.

 

Diseño
Las medidas exteriores del BMW 1 M Coupé son 4.373 mm de longitud, 1.420 de altura y 1.803 de ancho. El peso total (vacío) es de 1.495 kg (35kg más ligero que el BMW 135). Ya que hablamos del 135, es importante mencionar que el 1 M Coupé difiere en casi todas las piezas del exterior de su hermano menos vitaminado. 
 
Los costados del auto son agresivos y los pasos de rueda están ensanchados en ambos ejes para dar cabida a las inmensas llantas de 19 pulgadas. Las delanteras de 9 pulgadas de ancho están calzadas con caucho 245/35 ZR 19. En el eje trasero las cosas son de mayores dimensiones, las llantas son de 10 pulgadas de ancho y las cubiertas tienen una generosa pisada 265/35 ZR 19.
 
La parte delantera es la más intimidante, el paragolpes es realmente espectacular y está lleno de inmensas tomas de aire que ventilan radiador, frenos e intercooler. La parte trasera es más discreta sin por ello dejar de ser intimidante, gracias a las cuatro salidas de escape y otros aditamentos aerodinámicos como el pequeño alerón alojado en la tapa del baúl.
 
Confort
Como todo BMW los interiores están muy bien logrados, los materiales son de inmejorable calidad y el ensamble es prácticamente perfecto, el tono predominante es negro. En el caso del 1 M un pespunte de hilo color naranja enmarca casi todo el interior, los paneles de las puertas y parte frontal del tablero  tienen aplicaciones de alcántara. Las tapicerías son de cuero en su totalidad y en los apoyacabezas está presente la disitintiva letra M.
 
Por el lado del entretenimiento encontramos que no solo el motor es potente y poderoso. El equipo de audio firmado por harman/kardon ofrece 10 parlantes y 300 watts, con entradas USB, Bluethooth y por si fuera poco, un disco rígido de 12GB.
 
El polémico iDrive que permite manipular todas las funciones del 1 M está presente y despliega la información a través de una pantalla de 8.8 pulgadas. Se puede controlar el navegador que es de serie, el sistema de audio e incluso el aire acondicionado.

 

 

BMW 1M en acción by Autocosmos.com

¿Qué opinás? Contanos