Vendé tu auto
Test drive

Infiniti G37 Coupé 2012 a prueba

Excelente manejo y atractivo diseño lo separan de otros japoneses y lo acercan a los alemanes

Infiniti G37 Coupé 2012 a prueba

Infiniti es la filial de lujo de Nissan que naciera en 1989 para hacer frente en Estados Unidos al nacimiento de Lexus y Acura, marcas de lujo de Toyota y Honda respectivamente.

Es una realidad que los Infiniti de principios de la década pasada eran vehículos bastante inferiores a los ofrecidos por los fabricantes referencia del mercado de lujo, y que no es necesario precisar son: BMW, Mercedes–Benz y más recientemente también Audi. Sin embargo a raíz del nacimiento de los modelos G y M de generación pasada (2005–2006), quedó de manifiesto el interés del fabricante nipón por convertirse en una opción más que atractiva gracias a la combinación de buena calidad de ensamble, diseño diferenciado, lujo, equipamiento y planteamiento mecánico al estilo alemán, es decir motores delanteros en posición longitudinal y tracción al eje posterior.

El Infiniti G37 Coupé actual que debutó en el 2008 llegó al mercado empleando una nueva y más potente versión del famoso motor de seis cilindros de la familia VQ de Nissan pero con 3.7 litros de desplazamiento en lugar de los tradicionales 3.5 l. Gracias a esto, y a la inclusión de tecnologías como la apertura variable de válvulas la potencia es de 330 CV que se envían a las ruedas posteriores a través de una moderna transmisión automática de siete cambios con modo manual.

En el interior, podemos encontrar materiales de buena factura con un diseño orientado al conductor y buena ergonomía, destaca la pantalla de la consola central que despliega la información relativa al sistema de navegación o el audio firmado por Bose con 11 parlantes. Si bien es cierto todos los elementos de confort necesarios están presentes como son: Interfaz Bluetooth para el teléfono móvil, asientos eléctricos de ocho posiciones (el del conductor además con ajuste lumbar) forrados en cuero, aire acondicionado automático de dos zonas, calefactor para los asientos, mandos de audio al volante, entre otros, resulta cierto que visualmente, el habitáculo se ve algo viejo si le comparamos con el recién actualizado Mercedes–Benz Clase C y ni que decir en relación con el BMW Serie3 que llegará el año que viene.

Tras el volante, el Infiniti G37 Coupé 2012 ha resultado toda una revelación, haciendo una analogía Infiniti sería la BMW de las japonesas. La calidad de marcha es excelente y transmite en todo momento lo que sucede en las ruedas, la dirección es rápida y retroalimenta perfecto. Asimismo el V6 es una verdadera maravilla no solo por su rugido grave, sino por la elasticidad y potencia que entrega, se nota que se trata del mismo motor que equipa el Nissan 370 Z.

Hacé click sobre este texto para ver todas las Pruebas del COMPROMISO Autocosmos 2011
 

Agradecemos al Autódromo Moisés Solana, en Pachuca de Soto, Hidalgo, por las facilidades otorgadas para la realización de este artículo.

Contanos que opinas