Vendé tu auto
Novedades

Los mecánicos les cobran más a las mujeres, pero ellas son mejores regateando.

Según un informe de Kellogg School of Management, una universidad de EE.UU.

Los mecánicos les cobran más a las mujeres, pero ellas son mejores regateando.

La historia parece que parece un clásico nacional, en realidad tiene carácter mundial, los talleristas se aprovechan de la poca afinidad mecánica de las mujeres para cobrarles más caro. Pero la historia tiene dos caras, ya que ellas negocian mejor los precios.

Kellogg School of Management, Universidad norteamericana dedicada a la investigación, realizó un estudio muy inteligente basado en la siguiente acción: enviar a hombres y mujeres a pedir presupuestos para la reemplazar del radiador sus Toyota Camary. Las personas se dividieron en dos grupos, los que estaban bien informados sobre los costos y los completamente desinformados.

En el primero grupo, ambos sexos recibieron presupuestos similares, pero en el segundo, las mujeres tuvieron presupuestos superiores. “Nuestra investigación sugiere que los talleres deben asumir que los hombres conocen el precio de mercado por determinados arreglos. Sin embargo, no deben esperar que las mujeres tengan conocimientos en esta área, entonces estiman que pueden cobrarles más.” comentó Meghan Busse, profesor de Kellogg School.

La otra cara de esta historia es que las mujeres demostraron ser más hábiles en conseguir un descuento del 10%. Según explica Florian Zettelmeyer, de la misma institución, “la explicación cultural que causa que le cobren más a las mujeres es probablemente la responsable de mostrar preferencia por ellas a la hora de las negociaciones”.

Lamentablemente el estudio no comenta cuanto más caro es el presupuesto para las mujeres, ya que el descuento podría nivelar el oportunista incremento.

En resumen, no hace falta ser investigador de una Universidad para darse cuenta que es bueno informarse primero y luego ir a los talleres dando la impresión de estar bien informados para obtener un precio justo. Además, siempre es recomendable pedir varios presupuestos (incluyendo los oficiales) antes de decidirse. Finalmente, si sos mujer, ya sabés que podes aprovechar la debilidad de los mecánicos, aunque creemos que eso ya lo tenías claro.

Fuente: Kellogg School of Management

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas