Cada 33 segundos, un menor de 13 sufre un siniestro vial
28/9/2016 Seguridad

Cada 33 segundos, un menor de 13 sufre un siniestro vial

Los más chicos son mucho más vulnerables ante un incidente.

Existen noticias que no quisiéramos presentar, sin embargo, es necesario darlas a conocer para generar conciencia a los automovilistas y peatones.

Según un estudio realizado en los EE.UU., cada día 2.600 niños menores de 13 años se ven involucrados en un accidente automovilístico, esto significa que cada 33 segundos un infante sufre un incidente sólo en ese país.

Si bien el uso de asientos para infantes en los autos está en crecimiento, las últimas investigaciones de la National Highway Traffic Safety Administration -NHTSA-, indican que seis de cada diez sillas para niños (precisamente 59%) no son instaladas correctamente, esto trae como consecuencia que los pequeños sufran alguna lesión no solamente en un incidente sino que esto puede suceder en una maniobra brusca o de emergencia por parte del conductor.

Es por ello que además de elegir una silla apropiada, es importante saber cómo usarlas adecuadamente. Asimismo, en caso que el niño ya no requiera un asiento también es importante saber cuál es la posición correcta.

Sin duda el asiento trasero es el lugar más seguro para todos los niños menores de 13 años. Aunque no todos los autos permiten un asiento de seguridad en cada lugar, existe un cinturón de seguridad. Ante esta situación, las necesidades de todos los demás pasajeros, incluyendo otros niños que viajan en un asiento de seguridad o booster, deben tenerse en cuenta para asegurarse de que viajan seguros.

 

-Existen dos formas de instalar un asiento de seguridad en un vehículo. Una opción es usar el cinturón de seguridad del vehículo y la segunda es mediante los anclajes inferiores y correas de sujeción para niños conocidos como (LATCH o ISOFIX) para fijar el asiento de coche para el vehículo. Cualquier opción es segura, pero no deben usarse ambass al mismo tiempo.

-Un asiento instalado correctamente, no debe moverse más de dos centímetros para adelante, hacia atrás o a los costados.

-Es importante tener en cuenta que hay limites de peso para el uso de LATCH. Por ello se debe leer la etiqueta del asiento de seguridad para saber si el niño es demasiado grande como para usar el sistema.

-Además de la perfecta sujeción, es vital poner al niño las correas que sobre los hombros, caderas y entrepierna para asegurarlo perfectamente a la silla.

-A medida que el niño crece, la colocación correcta de las correas en los hombros cambia. Para los asientos de seguridad orientados hacia atrás, los tirantes deben venir a través de las ranuras del asiento o justo por debajo de los hombros de su hijo. En los asientos que miran hacia adelante, los tirantes deben estar justo por encima de los hombros.

 

 

¿Qué opinás? Contanos