Tuning

Mercury 1949 por Icon Derelict, un corazón electrizante

Parece un viejo modelo oxidado, pero su interior te sorprenderá.

Mercury 1949 por Icon Derelict, un corazón electrizante

Por fuera, parece un viejo y oxidado auto,  pero en realidad este Mercury Coupé 1949 es mucho más. En vez de tener un V8 restaurado o moderno bajo el capot, esta coupé recurre a un complejo sistema eléctrico no solo para moverse, sino también para convertirse en un auténtico y ecológico hot rot.

Por fuera, esta creación de Icon Derelict luce una extravagante carrocería, donde predomina el óxido. Así a primera impresión parece una chatarra sobre ruedas, pero de ahí en más estás frente a un maestro del engaño, ya que este auto ha sido modernizado a un punto inimaginable.

El interior cuenta con unas capas extra de aislante acústico, al mismo tiempo que el tablero, paneles de puertas, y tapizados son nuevos. Por cierto, también se añade un sistema de aire acondicionado, así como esquemas de suspensiones y frenos más modernos.

Bajo el capot, se encuentra un V8 firmado por Icon, que... es falso, ya que en realidad recurre a un motor eléctrico capaz de entregar 400 CV y 637 Nm de torque, mportado directamente desde un Tesla Model S  junto al paquete de baterías Panasonic de 85 kWh. Con esta potencia, este Mercury es capaz de alcanzar los 193 km/h de velocidad máxima. Mientras que la autonomía es de entre 240 y 320 km y puede recargarse a través de un conector CHAdeMO o con un supergargador Tesla... una maravilla de la ingeniería.

 

Esaú Ponce recomienda

¿Qué opinás? Contanos