Test drive

Test drive Hyundai Ionic, el híbrido de corea

La hibridación automotriz masiva ya es una realidad, aquí probamos a fondo el exponente coreano.

Test drive Hyundai Ionic, el híbrido de corea

Antes de que te preguntes si viene a Argentina, o como hicimos para conseguir un auto de Hyundai que no se vende en el país, te contamos que Autocosmos tiene presencia en toda América Latina y aprovechando que en México se comercializa el IONIQ, traemos esta prueba que realizamos en el país azteca para que vayas conociendo las novedades de la marca que quizás algún día lleguen a nuestro país.

¿Qué significa el nombre?

Ya sabemos que en la industria automotriz los hábiles mercadólogos se la pasan creando palabras nuevas, más por motivos de registro de propiedad intelectual, que por creativos, en este caso descubrí que el nombre de IONIC proviene de la fusión de dos palabras: Ion, que en griego describe un átomo con carga positivas (catión) o un átomo con carga negativa (anión) y de la palabra Unique (único), dando como resultado: IONIQ.

Estamos ante un vehículo interesante, ya que nuestra versión de prueba es solo el inicio de una saga de productos, este que es un auto híbrido, una versión híbrida enchufable –con mayor rango eléctrico- y por último un Ionic de hidrógeno (Fuel Cell) que es un ZE (Zero Emitions)

 

Características Técnicas y Mecánicas

El Ionic al ser un híbrido monta doble motorización que nos entrega de forma combinada casi 140 CV y que se generan de la siguiente forma:

- El motor de térmico de combustión interna es de 4 cilindros y de 1.6 litros de desplazamiento, con el ciclo Atkinson que entrega 104 caballos y un torque de 146 Nm.

- La movilidad eléctrica corre a cargo de un motor sincrónico de imán permanente, alimentado con baterías de polímero de Litio –que son 20% más ligeras que las de iones de Litio comunes en otros híbridos- y tiene una capacidad de 1.56 kWh. La motorización híbrida está acoplada a una transmisión de doble embrague, de seis cambios.

La potencia eléctrica es de 42 kW, y el voltaje es 240 volts.

El esquema de suspensión es el conocido McPherson delantero y multibrazo trasero, tiene frenos de disco en las cuatro ruedas, con ABS, las llantas son de 17 pulgadas con neumáticos 225/45. Las dimensiones son 4.400 mm de largo. 1.800 mm de ancho, y 1.400 mm de alto con una distancia entre ejes de 2.700 mm. Por último el peso ronda la tonelada y media.

 

¿Otto o Atkinson?

¿Por qué los vehículos con motorizaciones del Siglo XXI recurren al desarrollo de1882 del inventor e ingeniero británico James Atkinson?

Acá te exlicamos como funciona el ciclo Atkinson

Los autos híbridos están pensados para obtener una mejor eficiencia de la energía, si bien no es bueno tener un motor de nafta con poca potencia, al combinarlo con un motor eléctrico que trabaja justamente en el momento del arranque, esa poca potencia del Atkinson es relativa, ya que el motor eléctrico entrega todo el torque desde un inicio y el vehículo empieza a moverse.

En vehículos comunes, con un solo motor térmico el trabajo más pesado y además el que más contamina es el arrancar de parado y me refiero a la transformación de masa estática a masa dinámica, es decir, un momento de fuerza que se transforma en movimiento, por ello renació el ciclo Atkinson, que en combinación con el motor eléctrico resulta ideal, pues genera menos emisiones de CO2 al momento de romper la estática, y en algunos caso no se genera ningún tipo de polución

Diseño

Las líneas exteriores del Ionic son un tanto cuanto más conservadoras que las de su competidor directo, y hoy líder de ese segmento: el Toyota Prius. La carrocería está conformada por un monocasco de tres cuerpos, de cuatro puertas, no es un hatchback, ni un sedán, se encasilla dentro del segmento de los Liftback. Las líneas son conservadoras pero el diseño ha cuidado mucho la penetración aerodinámica en pro de una mayor eficiencia, obteniendo un coeficiente de penetración (Cx) de 0.24. La parte trasera nos remite inmediatamente a otros modelos con movilidad alternativa. Un detalle muy particular es el corte del vidrio trasero, los diseñadores optaron por colocar un segundo vidrio en la tapa del baúl con un corte abrupto en forma vertical para mejorar la visibilidad del retrovisor, esa solución tampoco es nueva, la inventó Wunibald Kamm en los años treinta, y se conoce como Kammback.

Interior

Está compuesto por una buena combinación de materiales y con unos acentos de color azul que armonizan muy bien. Los tapizados son de cuero y tienen una textura con mejor respiración en el área que toca el cuerpo, el asiento del conductor tiene reglajes eléctricos, y combinado con los ajustes de profundidad e inclinación del volante el conductor puede tener una buena postura de manejo, sea cual fuera su tamaño. La visibilidad es amplia, la luz en el habitáculo es mucha ya que además de una buena zona acristalada hay un techo corredizo eléctrico –a mi gusto muy pequeño para el precio del auto.

Los instrumentos son completamente virtuales, ya no hay un solo indicador analógico, frente al conductor se encuentra una pantalla de 7" donde aparece graficada toda la información que se requiera, en los extremos nos encontramos el estatus de la carga de la batería, y en el otro extremo el consumo de la misma, el velocímetro se grafica como una circunferencia al centro.

 

Multimedia

Hoy por hoy este rubro es un motivador de compra importante, especialmente para el segmento que elige este tipo de vehículos ya que son consumidores muy apegados a su Smartphone, y lo único que les importa es tener los mejores accesorios para su teléfono. Bueno, el Ionic es uno de esos accesorios que se pueden agregar al teléfono inteligente, ya que es compatible con los sistemas CarPlay de Apple y Android Auto, y además ofrece un “pad” de inducción de carga (inalámbrica). Se gobierna desde una pantalla de 7" de accionamiento táctil al centro del tablero

El fabricante no equipó el Ionic con un sistema de navegación a bordo ¿Para qué? ¡De todas maneras nadie lo iba a usar! Ese tipo de navegadores son anticuados y engorrosos de operar, hoy día todo el mundo termina usando aplicaciones como Waze o Maps. El equipo de audio ofrece una buena calidad de reproducción y el manejo en general de los menús es completamente intuitivo

  

Comportamiento dinámico

Antes no me divertían los autos híbridos, ahora me resulta interesante tratar de circular en ciudad con el modo eléctrico el mayor tiempo posible, si bien la autonomía eléctrica del Ionic no es demasiada en el modo 100% eléctrico, es divertido tratar de circular el mayor tiempo posible en ese modo. Al menor escarceo del pedal de acelerador, el motor térmico arranca para asistir a la movilidad, al inicio se siente una pequeña vibración cuando entra en funcionamiento.

La calidad de marcha y el desempeño es muy similar a un vehículo de su segmento, siendo notorio el rápido arranque, que es una característica de los híbridos.

Durante el trayecto y según la aceleración el vehículo grafica el modo de manejo que percibe, son tres modos de manejo, o bien podríamos llamar “calificaciones” que el Ionic nos da, hay tres modos Economical, Normal y Aggressive y no son seleccionables, el vehículo decide y lo marca en el tablero

La respuesta del acelerador es buena, la calidad de marcha también está a nivel del precio que se paga, pero con una carga tecnológica que es el principal motivador de compra de este tipo de propuestas de la industria

El consumo de combustible ronda los 3,5 L/100 km y nos ofrece una autonomía de casi mil kilómetros en condiciones ideales de manejo, que casi nunca se consiguen

 

 

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinás? Contanos