Industria

Aston Martin vende más pero pierde plata

El fabricante británico venía en buenos pasos, pero el contexto económico parece estar afectando más de lo previsto a sus finanzas.

Aston Martin vende más pero pierde plata

Aston Martin anunció que en el primer semestre de 2019 registró la venta de 2.442 unidades, lo que se traduce en un incremento del 6% respecto a las 2.299 unidades entregadas en el mismo período en 2018.

Sin embargo, lo interesante es que a pesar de obtener un aumento importante en sus ventas, la marca inglesa vio números rojos durante los primeros seis meses. En total, Aston Martin reconoce pérdidas netas de 62,8 millones de libras (76 millones de dólares) durante la primera mitad del año, frente a las ganancias de 11,5 millones de libras (13,8 millones de dólares) que obtuvo en el mismo periodo del ejercicio precedente.

Al obtener estas cifras financieras provocadas por la incertidumbre macroeconómica y el deterioro del mercado, Aston Martin se ha visto en la necesidad de bajar su previsión de ventas mundiales y de resultados. En concreto, la empresa automovilística inglesa prevé cerrar 2019 con un volumen mundial de entre 6.300 y 6.500 unidades vendidas, contra las 7.300 ventas pronosticadas inicialmente.

Entre enero y junio, Aston Martin obtuvo ingresos de 407,1 millones de libras (493 millones de dólares), lo que se traduce en un descenso del 4% en comparación con el primer semestre de 2018. Igualmente, registró pérdidas operativas de 37,7 millones de libras (45 millones de dólares), mientras que en el mismo periodo de 2018 el beneficio operativo se situó en 64,4 millones de libras (77 millones de dólares).

Ante esta situación, Aston Martin estaría tomando medidas de forma "inmediata" para reducir sus costos fijos y mejorar así su eficiencia. Además, la empresa ha hecho una provisión de 19 millones de libras (23 millones de euros) en relación con diferentes contratos de consultoría.

Esta no sería la única marca en problemas, BMW habría dejado caer en la mesa la información de que podría dejar de producir Minis en Oxford por causa del Brexit, lo que da cuenta de la magnitud de los problemas que causa la situación actual a la industria automotriz inglesa.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos