Novedades

Mustang: lo llevó por el escape y le sonaron el auto contra una pared

Por fortuna no hay heridos, pero el video es desgarrador para quienes aman los autos (y las paredes).

Mustang: lo llevó por el escape y le sonaron el auto contra una pared

Llevás el auto al mecánico, se lo dejás y cuando te llama no es para decirte que lo vengas a buscar, o quizás sí, pero con una grúa. Esto le pasó a muchos, y en este caso al dueño de u Ford Mustang 2017.

Según informa Crónica, el dueño del auto lo llevó al mecánico. En el taller debieron llevarlo a otro lugar especializado en escapes, pero como estaba lleno, el empleado decidió darle una vuelta y llevarlo al lavadero para mostrarlo. Y como suele suceder, cada vez que alguien se quiere lucir pisteando, termina haciendo un papelón chocando.

Al parecer, con el amigo dentro del auto, decidió mostrarle el poderío del Mustang y su V8 con 5.0L que descarga los 421 caballos por las ruedas traseras haciendo un giro en U que no debe de haber pasado de L ya que la trompa del Ford decidió ponerle fin a la marcha encastrándose contra una pared.

Afortunadamente nadie salió lastimado (excepto el orgullo y seguramente el bolsillo del mecánico), pero algo sí, el frontal del Mustang cuya reparación debería ser más que costosa ya que también desplegó los airbags. Recordemos que este pony tiene un precio de 0km en torno de los USD90.000 y que esta unidad 2017 está(ba) valuada en unos USD69.300 según ACARA.

En Autocosmos adoramos hacer todo tipo de pavadas con los autos, pero en lugares pertinentes como un autódromo, tal y como hicimos en el video de la prueba al Camaro, el archirrival del Mustang. Por eso recordá, cada vez que te quieras hacer el pistero, banana, rana, gato (o como quieras decirle) en la vía pública vas a terminar como un desubicado, haciendo el ridículo, o lastimándote a vos o a alguien. Tenemos como ejemplo al caso de una Ferrari descontrolada que terminó lastimando gravemente a las personas del auto con el que chocó… pero no te engañes, el problema no está en la potencia del auto, sino en la falta de criterio de quien lo meneja.

Hernando Calaza recomienda

¿Qué opinás? Contanos