Novedades

Aston Martin DBS Superleggera: homenajeando al Concorde

La marca británica celebra los 50 años del primer vuelo súpersónico con una edición especial del DBS Superleggera.

Aston Martin DBS Superleggera: homenajeando al Concorde

Medio siglo atrás se realizó uno de los primeros vuelos supersónico con una aeronave comercial: el Concorde. En realidad, el primer avión comercial en superar la barrera del sonido fue el Tu-144 soviético el 31 de diciembre de 1968, (algunos meses antes del Concorde) pero mientras que el primer vuelo de este avión con pasajeros fué recién en 1977, el Concorde logró llevar gente en 1976. Claro está que de este lado de la cortina de hierro nos quedamos con el Concorde como referente absoluto, pero es es otra histora.

Para homenajear la hazaña del avión francés (que también operó British Airways) Aston Martin y su división de personalización Q by Aston Martin, presentan la edición especial DBS Superleggera Concorde.

El DBS Superleggera Concorde Edition se une a los Vanquish S Red Arrows Edition, Vantage Blades Edition y V12 Vantage S Spitfire 80 como un miembro más de la gama conocida como Aston Martin Wings (alas), y que está inspirada en íconos de la aviación. 

El modelo en cuestión fue comisionado a Q por Aston Martin Bristol, la ciudad sede de la empresa donde se fabricaba el Concorde (que, recordemos, es una una asociación industrial anglofrancesa) y hogar del último Concorde de British Airways que voló oficialmente, el 26 de noviembre de 2003.

El DBS Superleggera Concorde utiliza materiales exclusivos y los combina con paquetes de diseño modificados. Exteriormente se distingue por una decoraciones de aluminio asociadas a una líneas rojas pintadas sobre los vidrios laterales, difusor y aerob blade (tomas laterales), que se combinan con el techo de fibra de carbono en negro, ambos colores oficiales de British Airways.

El famoso logo Speedmarque de British Airways se diseñó en cromo y se ubica sobre el alerón delantero, miantras que Q añadió elemos propios que identifican a este auto como una pieza de colección. 

Por dentro hay muchos elementos reminiscente del avión, como el logo de Corcorde en los asientos, un gráfico de velocidad Mach en el parasol del conductor, las levas del volantes hechas con titanio sacado de un compresor del Concorde, los broches de los cinturones hechos de aluminio y otras decoraciones adicionales. 

El motor del DBS Superleggera no cambia en este modelo: es un V12 5.2 litros biturbo que eroga 725 CV y 900 Nm de par, que le permite alcanzar 340 km/h y hacer un 0 a 100 km/h en 3,4 segundos.

El Aston Martin DBS Superleggera Concorde no será una edición única, ya que el concesionario de Bristol planea vender unos cuantos: 10 unidades para ser exactos, a un precio no anunciado, aunque de seguro es muy alto.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinás? Contanos