Tecnología

Ford desarrolla una tuerca de seguridad basada en la voz

Suena raro, pero así funciona.

Ford desarrolla una tuerca de seguridad basada en la voz

Debido a que los sistemas de seguridad de los automóviles son más sofisticados, los ladrones ven más complicado robar por completo un auto, ante esta situación no les ha quedado de otra más que robar piezas, sean focos, insignias, espejos y hasta las ruedas.

Dentro de todos los elementos exteriores que tienen más valor de un automóvil están las llantas, sobre todo aquellas que son de aleación. Para evitar que esto suceda, hace años se desarrolló un método que impide o al menos complica el robo de neumáticos, se trata de las tuercas de seguridad.

Al requerir un adaptador especial, estas tuercas no se pueden quitar con una llave de cruz convencional, sin embargo, aunque esta pieza imposibilita robar el neumático, los amantes de lo ajeno han encontrado la manera de removerlas.

Ante esta situación, los ingenieros de Ford han desarrollado un sofisticado sistema que eleva la confiabilidad de las tuercas de seguridad mediante tecnología de impresión 3D. Por increíble que parezca, esta innovación posee hendiduras basadas en las ondas de sonido que emite la voz del conductor y/o propietario del vehículo.

Al igual que los sistemas que utilizan reconocimiento facial, del iris o de la huella dactilar, esta tecnología emplea la voz como una identificación biométrica única de cada persona. Para que esto funcione los ingenieros graban la voz del conductor (una frase) tras lo cual, el software convierte las ondas de sonido en un diseño a imprimir. A continuación, se convierte en un patrón circular y se adapta para constituir las muescas de la tuerca y de su correspondiente llave de seguridad.

El diseño también incluye un segundo nivel de seguridad que evita la realización de copias de la tuerca. Las muescas, distribuidas de forma irregular y ensanchadas a medida que resultan más profundas, evitan que el ladrón pueda realizar una copia en cera puesto que esta se rompería al desmoldar.

En el caso de no usar la voz como molde, los contornos de las tuercas podrían estar diseñados para cada auto, como por ejemplo, uno específico para el logo del Mustang, o incluso podrían adaptarse las iniciales del conductor.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos