Vendé tu auto
Autos clásicos

Renault Clio V6: 20 años de una genial rareza francesa

Se trata de un hatchback cuya concepción resulta increíble colocando un V6 a espaldas del conductor.

Renault Clio V6: 20 años de una genial rareza francesa

Al recordar las tardes dedicadas al videojuego Gran Turismo 2 me es imposible olvidar al espectacular Renault Clio V6, que me la hacía difícil mientras intentaba seguir avanzando en la historia. Parecía imposible, pero ese Clio avergonzaba a autos teóricamente más potentes, algo que también pasaba en la realidad con este lobo exótico con piel de cordero. ¿Por qué estamos hablando de este auto francés? Parece mentira, pero ya pasaron 20 años de su lanzamiento a nivel internacional, por lo que nos pareció pertinente rememorar su historia.

Un compacto muy exótico

Originalmente, el Renault Clio V6 Renault Sport (su nombre completo) debutó a nivel internacional en forma de concept el 1 de octubre de 1998 en el Salón de París. Se trataba de un auto que nada tenía que ver con un Clio convencional, ya que trataba de rescatar el espíritu del Renault 5 Turbo, al mismo tiempo que trataba de llenar el espacio que había dejado Alpine (disuelta en 1995).

Este vehículo nació de la colaboración entre Renault Sport y la firma inglesa TWR (Tom Walkinshaw Racing). Llegó a las líneas de producción en enero de 2001, donde se trabajó con el desarrollo llevado a cabo en el Clio Trophy, por lo que se lo puede considerar como su versión de calle.

En cuanto a mecánica, el Clio V6 era impulsado por un motor de seis cilindros de 3.0 L tomado directamente del Laguna, que fue modificado (por ejemplo al incluír inyección secuencial Bosh ME 7.4) para incrementar su potencia hasta los 230 CV a 6,000 rpm. Vale recordar que estaba dispuesto de forma transversal.

Además, contaba con: 

  • Transmisión manual de seis relaciones (largas)
  • Tracción trasera.
  • Suspensión delantera McPherson y trasera multibrazo.
  • Frenos optaban por unos calipers AP Racing con frenos ABS.

Aunque Renault prescindió de los asientos traseros y buscó la manera de disminuir su peso lo más posible pero sin afectar el confort, se comercializó con un peso de 1.335 kg.

En suma, aceleraba de 0 a 100 km/h en 6.4 segundos y lograba una velocidad máxima de 235 km/h. Fue hecho no para competir con los deportivos compactos, sino más bien para enfrentarse a modelos como el Porsche Boxster o el Audi TT, que no contaban con su exótico esquema mecánico.

Quienes llegaron a manejar el Clio coincidieron en que se trataba de un auto que en manos de expertos podía ser muy divertido de conducir (era propenso a los sobrevirajes) pero que en realidad estaba lleno de defectos que no permitían llevarlo al límite. Por si fuera poco, el calor del motor se metía a la cabina con mucha facilidad.

Pulido y mejorado

Las deficiencias hicieron que Renault se replanteara muchas cosas a la hora de su actualización, por lo que buscó asesoramiento en Porsche Engineering, con el único objetivo de corregir todos los defectos de la que se supone debería ser su obra maestra.

El trabajo de los alemanes se enfocó en mejorar el propulsor sin necesidad de hacer un rediseño intenso de las piezas claves. Es así que fueron mejorados los siguientes elementos:

  • Sistema de inyección.
  • Encendido.
  • Múltiple de admisión.
  • Múltiple de escape.

Junto a otros “trucos”, la potencia del Clio V6 aumentó hasta los 255 CV a 7.100 rpm.

La puesta a punto también fue modificada, dando paso a:

  • Suspensión más dura. 
  • Dirección más precisa. 
  • Distancia entre ejes ligeramente mayor. 
  • Neumáticos más anchos.
  • Transmisión con cambios más cortos.

Gracias a estos cambios, tanto el rendimiento como el manejo mejoraron mucho, tal como lo demuestra el incremento de la velocidad máxima hasta los 245 km/h. Por fin, el Clio V6 era un auto de primer nivel.

La renovación del Clio V6 se lanzó comercialmente en marzo de 2003 y estuvo acompañada de una actualización estética que parecía presentar una nueva generación del modelo. Incluso hoy se ve mucho más moderno que el modelo original.

El Renault Clio V6 Renault Sport se fabricó hasta 2006. De la primera serie se produjeron 1.611 unidades, mientras que de la segunda 1.303. En la actualidad estos Clio son considerados una rareza y, aunque son poco prácticos, resultan muy buscados por aquellos que buscan un vehículo diferente al resto, tanto que hoy suena casi imposible pensar que Renault u otro fabricante volverá a construir algo así.

¿Conocías la historia del Clio V6? ¿Qué recordás de este auto? ¡Dejanos tu respuesta en los comentarios!

Test Renault Sandero CVT | Autocosmos

Esaú Ponce recomienda

Contanos que opinas