Porsche y los aviones, una historia de amor
13/03/2017 Historia

Porsche y los aviones, una historia de amor

Un pequeño recuento de la relación entre la marca de Stuttgart y las máquinas aladas.

Antes que los V8, V10 o cualquier otro tipo de motores, las marcas de autos fueron reconocidas por los motores enfocados en la aeronáutica, incluso en algunos casos, como Rolls-Royce y BMW, la aviación fue su primera fuente de trabajo. Acá hablaremos de otra marca, Porsche, y su particular historia ligada a la conquista de los cielos.

 

Un poco de historia

Corrían los años 50 cuando Porsche comenzó a experimentar con el propulsor bóxer de cuatro cilindros del 356 refrigerado para probarlo en un avión. Así, gracias a eso, el motor Porsche 678 de 72 CV inauguraba una estrecha relación entre la marca de Stuttgart y la aeronáutica.

Este camino continuaría con el prototipo Putzer Elster, avión que sería muy popular luego de la Segunda Guerra Mundial, aunque luego al ser producido no usaría motor Porsche. Tal vez por eso la marca decidió alejarse del mundo aeronaval, pero donde hubo fuego…

 

El Regreso

20 años más tarde, Porsche intentó volver a desplegar las alas, esta vez con el motor bóxer V6 de los 911, sensación por ese entonces. A finales de 1983 comenzarían los vuelos de prueba del PFM 3200, cuyo rango de potencia iba de 204 a 220 CV, y contaba con doble encendido y alternadores, entre más novedades. Conocido como “Mooney”, solo consumía 35 litros por otra, en vez de los 50 de un motor Lycoming usual.

 

Leyenda viviente de Porsche

Uno de los grandes nombres en todo este relato es el de Uwe Sauter. El señor Sauter es experto en el desarrollo y cuidado de motores de avión Porsche, y desde que hace 25 años abandonara la empresa, se ha dedicado al cuidado de 22 motores de los 80 construidos en todo el mundo.

Sauter es un habitué del desfile de aviones que se realiza anualmente en el Aeropuerto de Heubach, en Stuttgart, donde el año pasado se pudieron observar más de 10 joyas de Porsche en este escenario, equipados con el motor PFM 3200. Dentro de este Top 10 se encontraba el Putzer Elster, Scheibe Sperling, dos antiguos aviones experimentales Weissach; el Weissach Mooney, y Mooney, entre otros.

La aviación, como era de esperarse, tiene un lugar de privilegio en el Museo Porsche y desde el 2010, las obras de arte que han hecho historia con la marca teutona, han sido restauradas y son exhibidas al público.

Si te quedaste con ganas de seguir averiguando sobre Porsche y su historia, acá podés ver la lista de los más raros y los más ruidosos autos de la marca.

 

Galería Porsche y la aviación

Porsche y la aviación

1 de 6

¿Qué opinás? Contanos