Nuevo Honda Civic a prueba, el regreso a la vanguardia
22/03/2017 Pruebas de manejo

Nuevo Honda Civic a prueba, el regreso a la vanguardia

El sedán japonés vuelve a la revolución estética ¿Cumplirá con su promesa en la experiencia de manejo?

El nuevo Honda Civic es el último integrante de una dinastía que se remonta a 1972 y que tuvo momentos sobresalientes como en los 90s, especialmente en la versión coupé. Luego de esa quinta generación, el modelo fue volviéndose más conservador hasta la octava entrega donde estrenó un estilo vanguardista. Curiosamente en la generación siguiente, que es la anterior a la que estamos probando, el Civic volvió a ese camino conservador… Pero ahora vuelve a la vanguardia.

Motor y consumos

La gama del nuevo Civic es relativamente simple aunque ahora en lugar de un motor ofrece dos posibilidades, un 2.0L de aspiración normal con 154 CV y 189 Nm, y el un nuevo 1.5L con turbo e inyección directa que entrega 173 caballos y 220 Nm constantes entre 1.700 y 5.500 rpm. En todos los casos la caja es una automática del tipo CVT.

Promediando unos 10,8 litros, buen valor para un auto del porte del nuevo Civic

Utilizando el modo Econ que ayuda a reducir el consumo de combustible, nuestro peor registro urbano fue de 12,5 litros cada 100 kilómetros, y el mejor de 9,1 litros cada 100 kilómetros, promediando unos 10,8 litros, buen valor para un auto del porte del nuevo Civic. En ruta, a 120 km/h constantes, conseguimos unos espectaculares 5,6 L/100 km lo que evidencia también un buen trabajo en el rubro aerodinámico.

Comportamiento dinámico

Hasta ahora normalmente manejamos autos con motores de baja cilindrada y cajas CVT, por eso es muy interesante el resultado de combinar un motor con el alto torque propio del turbo y una caja de variador continuo.

El resultado es el andar ultra fluido que se espera de este tipo de transmisión, pero con mucha más capacidad de reacción y velocidad. Solo cuando vamos fuerte sobre el acelerador se queda sin respuesta inmediata ya que suma dos demoras habituales: la de la caja, que tarda en cambiar la desmultiplicación, y la del turbo, que necesita alcanzar velocidad de giro. Eso sí, una vez que ambos se desperezan la velocidad aparece y en altas dosis.

una vez que ambos se desperezan la velocidad aparece y en altas dosis.

En general, el calibrado del Civic no es deportivo, esto quiere decir que no es filoso en sus respuestas tanto al acelerador como a la dirección, sin embargo, ofrece un buen repertorio dinámico, confortable en ciudad y casi libre de rolido en curvones rápidos. La dirección es rápida a bajas velocidades, pero no se siente nerviosa en ruta.

Diseño e interior

Estéticamente, no estoy 100% seguro. Por un lado me encanta la trompa que termina en cuña hacia abajo a estilo Serie 3. También me gusta el estilo del pilar C que proyecta al techo hacia el baúl, pero en algún punto me parece que  sobreactúa la pose de coupé.

Puertas adentro, vuelve un poco sobre la locura de la 8º generación, pero ya más normalizada unificando el cuadro de instrumentos en un solo nivel. La practicidad también se hace presente, especialmente en la consola central que actúa como apoyabrazos y como mega espacio guarda cosas. También hay un espacio estilo túnel debajo del tablero que incluye salida de 12V, puerto HDMI y USB.

El ambiente está dominado por el negro, que curiosamente se extiende por los pilares y techo restando sensación de espacio en favor de una más deportiva. El oscuro es interrumpido por destellos en metalizado, en negro piano, y por decorados en un símil metal.

vuelve un poco sobre la locura de la 8º generación, pero ya más normalizada

Tapizados en cuero, los asientos delanteros son muy cómodos y con buena sujeción lateral. Atrás hay muy buen espacio para piernas y a lo ancho, no así para las cabezas debido al peculiar diseño del techo. Esto mismo limita la boca de acceso al baúl, que ofrece unos más que generosos 519 litros de capacidad. El auxilio por su parte es temporal.

Equipamiento

Haciendo click acá vas a poder ver el equipamiento completo versión por versión, en nuestro caso solo vamos a destacar elementos como apertura sin llave y encendido por botón, freno de mano eléctrico, climatizador dual, techo solar convencional y cámara de retroceso con 3 vistas distintas.

El volante multifunción requiere un poco de práctica para que sea del todo intuitivo, pero incluye un juguete divertido que es el control de volumen táctil. Del otro lado del aro se destaca el cuadro de instrumentos con pantalla en el centro donde se muestra mucha información incluyendo computadora, presión del turbo y navegación entre otros. Completan levas de cambios detrás del aro.

El equipo multimedia con pantalla multitáctil de 7”funciona muy bien, es fácil de operar, incluye navegador y utiliza el sistema Android que nos permite incluir Apps, Widgets e inclusive cambiar fondos de pantalla.

Seguridad

Todos los nuevos Civic incluyen de serie 6 airbags, Isofix, y Controles de Estabilidad y de Tracción, pero en el caso del EXT acá probado se suman dos elementos muy destacados, unos son los faros Full LED y el otro es el sistema de visión de punto ciego. El segundo trabaja con una cámara en el retrovisor derecho y nos muestra las imágenes en la pantalla multimedia. Este sistema se puede encender con el giño diestro o con un botón y la verdad es que es mucho más útil de lo que esperaba, especialmente en tránsito pesado.

Conclusiones

Si bien es cierto que Honda ofrece en el país vehículos que apuntan a lo alto del segmento, no es una marca Premium, aunque muchos lo crean así. Esto se nota en ciertos compromisos, como por ejemplo la calidad percibida de sus interiores que no suele estar a la altura de sus pares europeos.

el 1.5 turbo que es potente, refinado y pide muy poco combustible a cambio.

En este caso pasa algo similar, pero se nota la mejora. Donde Honda y el Civic vuelven a lucirse es en el repertorio mecánico, al menos con el 1.5 turbo que es potente, refinado y pide muy poco combustible a cambio.

El problema es que el precio de la versión tope de gama, única con este impulsor, se dispara hasta entrar en valores de un Mondeo con motor EcoBoost. ¿Qué conviene? En eso entra el gusto personal, por eso nosotros te damos toda la información y las herramientas de comparación y para facilitarte al momento de hacer tu elección.

Galería Honda Civic, décima generación a prueba

Honda Civic Sedán a prueba

1 de 30

Nuevo Honda Civic a prueba

¿Qué opinás? Contanos