Vendé tu auto
Test drive

Prueba: FIAT Nuevo Palio 1.4L Attractive

Luego de la presentación en Brasil, manejamos el nuevo compacto en Argentina.

Prueba: FIAT Nuevo Palio 1.4L Attractive

 

Antecedentes

El Palio fue un modelo fundamental para FIAT en la región. Creado bajo el nombre clave de 178, proyecto que incluyó los Siena, Weekend y Strada, llegó en 1996 para traer un poco del encanto internacional a un mercado que se estaba abriendo a las importaciones, pero sin llegar al nivel de refinamiento y precio del Punto italiano.

Luego de tantos años en el ruedo, y cuatro actualizaciones o rediseños, finalmente en 2011 presentó su primera generación totalmente nueva con un gran evento realizado en Brasil y en el que Autocosmos.com estuvo presente (ver links al pie de esta nota). ¿Valió la pena una espera tan larga?

 

Diseño

Estéticamente, la nueva generación del Palio corre en una línea intermedia entre su hermano mayor y el nuevo estilo de la marca en el Mercosur inaugurado con el nuevo Uno.

Del Punto toma los lineamientos generales, capot y parabrizas lanzados, ópticas en las esquinas superiores y luces posteriores verticales. Del nuevo Uno toma elementos como la parrilla ovalada al que suma un vigotín cromado inspirado en el 500. Además, hay rasgos propios como la línea de cintura que nace desde el guardabarros delantero resaltando su músculo.

El resultado final no logra la belleza del Punto -uno de los más lindos del segmento- y es el menos personal de los FIAT de los últimos años con elementos que producen un deja vu estético respecto de algunos competidores, entre ellos la mencionada línea de cintura y el formato de las luces traseras. Por otra parte es moderno y durante la sesión de fotos se acercaron un par de personas a mirarlo realizando comentarios positivos.

 

Interior

Se nota el gran esfuerzo realizado por FIAT para hacer de la cabina un ambiente interesante, trabajando texturas y colores incluyendo la placa decorativa que recorre todo el frente del tablero. También hay detalles metalizados en el volante, manijas de puertas, biseles de aireadores negro mate en la zona central de la consola y un poco de tela en las contrapuertas.

Respecto de encastres y terminaciones, la unidad de pruebas mejora lo visto por las utilizadas para la presentación en Brasil, sin embargo, aún hay bastante espacio para ajustar. Hay varios portaobjetos distribuidos por la cabina, incluyendo una consola con tapa al centro arriba del tablero. El espacio en las plazas posteriores es bueno para dos adultos.

En cuanto a amenidades recomendamos visitar la sección de Autos Nuevos de Autocosmos.com, cuyo link figura debajo de la nota, para tener un panorama completo de equipamiento y parte técnica.

 

Comportamiento

La posición de manejo del nuevo Palio respeta la postura alta de su antecesor. Se agradece el volante con formato anatómico y el cuadro de instrumentos que repite el formato anterior, pero con un estilo más elegante mediante marcos cromados e iluminación blanca.

La visibilidad es dificultada en las diagonales posteriores por los gruesos pilares y está beneficiada por los retrovisores que a diferencia de las generaciones anteriores, son bien grandes.

Respecto del andar, en la ciudad se sigue notando la tendencia al confort, pero con un poco más de firmeza. Lo mismo sucede con la dirección que no está sobreasistida. Las relaciones cortas de la caja y la voluntad del pequeño 1.4L 8V de subir de vueltas juegan a su favor en la urbe donde el pique corto es vital. La unidad probada manifestó ruidos de transmisión y algún rechinado de un panel en el lateral cuando se agarran pozos grandes.

En ruta ya a 120 km/h (110 reales) se mueve por encima de las 3.500 rpm y algunos ruidos de procedencia mecánica y eólica comienzan a llegar a la cabina, aunque pueden ser tapados subiendo solo un par de puntos el estéreo.

Luego de mantener un rato el acelerador contra el piso, el velocímetro marcó 170 km/h y el GPS 161 km/h. Teniendo en cuenta que quedaba algo de recorrido disponible en el tacómetro, seguramente podrá alcanzar algunos kilómetros por hora más. Nuestra unidad contaba con el pack de seguridad que además de los dos airbags frontales suma el ABS, el opcional más inteligente de toda la lista de extras.

En curvas y cambios de trayectoria, rola pero mucho menos de lo esperado. Las gomas delanteras chillan temprano avisando que están llegando a su límite de adherencia y pese al modesto torque, se puede romper la tracción si se pisa a fondo el acelerador en pleno viraje.

 

Conclusión

El nuevo Palio tiene un difícil lugar que ocupar ya que debe superar a su antecesor pero tampoco puede invadir el territorio del Punto que se sitúa por encima.

Por un lado fracasa en cumplir con la leyenda “nuevo y mejor” debido a descuidos en la calidad de terminaciones, rumorosidad de marcha y algunos detalles impersonales de diseño. Por el otro, ofrece más espacio, se destaca el trabajo estético del interior y la modernidad visual de la nueva carrocería. Respeta el buen confort de marcha, mejorando el comportamiento dinámico respecto de su antecesor.

Hernando Calaza: Texto y Fotos recomienda

Contanos que opinas