Test drive

Nuevo FIAT Palio, primer contacto en Brasil

Manejamos por las calles de Belo Horizonte el nuevo Palio, que llegará a Argentina en marzo de 2012.

Nuevo FIAT Palio, primer contacto en Brasil

Estamos ante el primer Palio 100% nuevo en 15 años, aquí no se aplican los términos facelift o restyling, la plataforma es completamente inédita para el modelo. Esto implica mucha información nueva que debe ser procesada en el poco tiempo que se tiene para conducir el vehículo durante su presentación. Afortunadamente, FIAT puso a disposición más de 50 unidades para que cada periodista pueda conducirlas tranquilamente y reiteradamente por tres circuitos urbanos diferentes.

A la libertad de tiempo, se sumó la variedad de unidades disponibles, 1.4 L 8V FIRE Evo de 85 CV y 1.6 L 16V EtorQ de 115 caballos (con su opción de caja robotizada Dualogic) y distintos niveles de equipamiento, incluyendo la versión Sporting, nueva para el Palio. Ahí te contamos las primeras impresiones que dejó conducir el compacto que ya se produce en Brasil y a partir de enero también en Argentina.

La cabina del compacto de FIAT recibe con su estilo relacionado con el nuevo Uno, especialmente en las bocas de aire redondas y moldura que recorre el tablero que puede personalizarse en diversos colores. Juntas y empalmes dejan mucho margen para la mejora, los plásticos corresponden al segmento compacto “made in Mercosur” y se luce el trabajo en las texturas de todas las superficies. Hay que resaltar el buen trabajo en los tapizados, colores, texturas y decorados, y la presencia de tela en las puertas.

La posición de manejo es mejor respecto del Palio anterior, el asiento está más bajo y el volante, de perfil anatómico, se puede regular solo en altura, aunque está a buena distancia. Los asientos delanteros son duros y confortables mediante su buen formato, variando entre las versiones “convencionales” (1.4L Essence y 1.6 Attractive) y la deportiva, no solo en el tapizado, también en la regulación del respaldo (por manija en el los primeros, por perilla en los segundos). 

El 1.4L se siente muy despierto en el complicado tránsito urbano de Belo Horizonte, incluso parece tener más voluntad subir revoluciones que el 1.6L. En el segundo caso se percibe la supremacía en la fuerza de torque, con buena respuesta en cualquier cambio, pero no se siente “picante” y parece vibrar más que en el de menor cilindrada. Seguramente en ruta se invierten los papeles, habrá que esperar hasta marzo, cuando se presente en Argentina para realizar una prueba completa.

La palanca de cambios es de tacto algo gomoso y recorridos longitudinales levemente largos, nada que ofenda una conducción fluida. La dirección marca un cambio respecto del anterior Palio siendo más dura. En el caso de la versión Sporting es más pesada aún logrando un tacto más deportivo. Esto se complementa con suspensiones que se sienten más rígidas que en el nuevo Palio “convencional”. 

En el calibrado de suspensiones, justamente es lo que marca un cambio de filosofía dentro del mundo Palio. Mientras el modelo anterior, que convivirá con el nuevo Palio en versión de entrada 1.4L FIRE, está enfocado netamente al confort, en este nuevo Palio se aprecia un compromiso con la dinámica. Nuevamente, habrá que esperar a salir a la ruta para confirmar esta sospecha basada en una suspensión que, a baja velocidad, se siente más firme. Remata el correcto tacto de los pedales y de todos los comandos.

Por último hay que destacar varios aspectos, como el parabrisas más adelantado que refuerza la sensación de espacio interior. En las plazas posteriores el espacio para las cabezas no es muy bueno, pero crece para las rodillas donde califica muy bien. Los nuevos retrovisores exteriores, ahora realmente grandes, mejoran la visibilidad respecto de su antecesor. Otra gran mejora es el cuadro de instrumentos, fácil de leer y de bello diseño, especialmente en la versión sport con decorado rojo, color que se repite en manijas de puertas, cinturones y opcionalmente el decorado del tablero.

En resumen, el nuevo Palio ha dejado una buena impresión general, se destaca el estilo exterior y moderno, especialmente en el frontal con rasgos de Punto y del nuevo Uno. La calidad percibida en la cabina aún tiene un largo camino por recorrer y mejora en estética, espacio y confort. La otra gran mejora está en el aspecto dinámico con mejor posición de manejo, visibilidad y más foco en la dinámica. Al menos esto es lo que logramos percibir luego de conducir durante un par de horas manejando al nuevo Palio por el centro de Belo Horizonte. Esperaremos a marzo para poder conducirlo en una prueba completa para decidir si ratifica todo lo que anuncia.

Texto y fotos: Hernando Calaza desde Brasil recomienda

Contanos que opinas