Vendé tu auto
Tecnología

BMW Driving Experience: el ganador del concurso de Autocosmos cumplió su sueño

Acompañamos al ganador de 21 años en su transformación de conductor novato a experto en seguridad.

BMW Driving Experience: el ganador del concurso de Autocosmos cumplió su sueño

Sacar el registro de conducir es tarea relativamente sencilla, solo hay que conocer la normativa, saber mover el auto y estacionarlo. Sin embargo, ni la mejor academia nos prepara para enfrentarnos a los desafíos del mundo real. El BMW Driving Experience aporta ese conocimiento que nos transformará en conductores mucho más seguros.

Gracias al concurso de Autocosmos.com, Santiago Giovanini, un joven cordobés de 21 años ya adquirió los conocimientos necesarios. Lo acompañamos durante todo el día que dura el curso y te mostramos como fue su progreso.

El día arranca bien temprano, 8:30 se va reuniendo el grupo en las instalaciones que el BMW Driving Experience tiene en el Autódromo de Buenos Aires. Lo primero es la charla teórica a cargo del instructor a cargo, Gustavo Der Ohanessian. Allí surge la primera revelación, la correcta postura de manejo.

“Generalmente en el auto trataba de estirar lo brazos lo más posible y de andar con el asiento bien atrás, me resultaba incómodo estar cerca del volante” cuenta Santiago, “pero aprendí que tenés que estar en la posición correcta para poder hacer bien las maniobras. Ahora lo voy a intentar en mi auto, aunque no cuenta con tantas regulaciones”.

Ya en la pista, comienzan las prácticas de frenada sin ABS, primero en recto, luego girando todo el volante para descubrir que, con las ruedas bloqueadas, el auto no tiene dirección y sigue de largo. Una de las maniobras fundamentales del curso es entrar a un callejón de conos, bloquear las ruedas, doblar el volante y soltar el freno cuando se abre la vía de escape en el lateral.

Justamente, cuando le preguntamos a Santiago qué aprendió hoy en el curso, contesta: “A frenar, a usar el ABS y ver cuanto tardás en frenar sobre mojado sin ABS. Además, el auto no reacciona y me costó muchísimo la maniobra de esquive sin ABS, ahí ves lo importante que es tenerlo o saber la técnica adecuada.” Y eso que aún quedaba por aprender a girar el auto en un carril usando el freno de mano y un poco de técnica.

Terminado el curso con una pequeña competencia donde se aplican las maniobras aprendidas durante el día, en la que Santiago terminó tercero, le preguntamos cómo compara sus habilidades antes y después del curso: “Podés intuir que sabés hacer algunas maniobras, pero no es lo mismo que venir a la pista y poner al límite un auto real. Aprendí como se comporta el auto y como controlarlo correctamente en situaciones complicadas. Si no lo practicas en un lugar seguro como en el autódromo, muchas de estas cosas te pueden tomar por sorpresa” responde el ganador del concurso BMW Driving Experience organizado por Autocosmos.com.

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas