Tecnología

Todo sobre las sillas infantiles para autos. Parte 2

Hablamos sobre las dudas más frecuentes y la importancia de los anclajes.

Todo sobre las sillas infantiles para autos. Parte 2

 

El uso de la butaca para infantes no es solo para evitar una infracción (la ley de tránsito obliga a niños menores de 4 años a utilizarla) sino por la importancia que tienen para resguardar las vidas. Investigaciones realizadas por CESVI Argentina demuestran que el 75% de las lesiones en niños menores de 10 años ocurre en tronco y cabeza, zonas destinadas a proteger justamente por la butaca.

En la República Argentina, según un acuerdo firmado en junio de 2011 entre los ministros de Interior, Florencio Randazzo, y de Industria, Débora Giorgi, con fabricantes e importadores de automóviles, a partir del año 2016 todos los vehículos nuevos que se vendan en el país deberán contar con anclajes rígidos para la sujeción de asientos de seguridad infantil en al menos una de sus plazas traseras.

 

¿Todavía sirve?

Un error muy frecuente suele ser el pase de la butaca entre familiares o amigos. Esto es factible de llevar a cabo siempre y cuando tengamos un absoluto conocimiento de quién la usó, cómo, y si estuvo involucrada en algún choque. Recordemos que este elemento de seguridad solo puede ser utilizado una vez y luego debe ser reemplazado.

Si bien el fabricante muchas veces no especifica una “fecha de vencimiento” para las butacas, dado que se trata de un elemento expuesto a excesivo calor, frío, radiación UV y muchas otras condiciones climáticas, es recomendable renovarlas entre los 5 y 8 años.

 

Diferentes sistemas

En cada vehículo se encuentra instalado un sistema de anclaje compatible con las butacas y nunca debemos intercambiar entre éstos. Es muy probable que una butaca concebida para un determinado sistema encastre en otro, pero esto no asegura que cumpla correctamente su función. Tener un sistema u otro no hace que la butaca sea más o menos segura, ya que si está correctamente instalada cumplirá su función de manera exitosa.

Anclajes rígidos. Son piezas metálicas fijadas a la carrocería del vehículo que permiten la sujeción de los asientos de seguridad infantil. Los anclajes son tres: dos inferiores que se ubican entre el respaldo y la base del asiento trasero del vehículo, y un tercero denominado Top Tether (anclaje superior) que puede ubicarse por detrás de los asientos o en algún punto del piso de la zona de carga.

La disposición de estos tres puntos de anclaje puede corresponder a dos sistemas similares de fijación de asientos de seguridad que son: ISOFIX y LATCH.

ISOFIX Es el sistema de sujeción para asientos de seguridad infantil que la Comisión Económica Europea de la Organización de las Naciones Unidas ha adoptado para su territorio y normalizado bajo la resolución ECE R16. Los anclajes ISOFIX son aptos para asientos de los grupos 0, 0+ y 1, es decir, para niños recién nacidos y hasta los 18 kg. de peso.

LATCH Es el sistema de sujeción para asientos de seguridad infantil que se ha reglamentado en los Estados Unidos bajo los estándares federales de seguridad vehicular. También cuenta con tres puntos de anclaje, pero a diferencia del ISOFIX los puntos de amarre inferiores no son rígidos de acople rápido, sino correas ajustables con ganchos rápidos.

 

Ventajas

Cuando una butaca incorpora alguno de los sistemas ISOFIX o LATCH se logra:

• Gracias a sus 3 puntos de anclaje garantizan el máximo nivel de protección en caso de impacto.

No requieren de los cinturones de seguridad.

Se fijan y se quitan de manera rápida y fácil y por sobre todo ayudan a evitar errores en la instalación.

Cesvi recomienda

¿Qué opinás? Contanos