Autos clásicos

MMI la evolución del control en Audi

Se trata del sistema que permite controlar casi todas las funciones de un Audi con una perilla y pocos botones.

MMI la evolución del control en Audi

 

La tecnología embarcada dentro de cada nuevo auto es sorprendente, no solo la destinada a seguridad, también la de confort, audio, infoentretenimiento, navegación satelital y comunicación con otros dispositivos, como el celulares, vía Bluetooth. Audi lo resumió todo en una pantalla y su control rotativo denominado MMI. Aquí te contamos sus orígenes, desarrollo y futuras soluciones.

La primera Multi Media Interface (MMI) debutó en el Salón de Frankfurt de 2001 a bordo del concept Avantissimo y solo un año después en el A8 de serie. Audi no es la única marca en poseer este tipo de control, su primer debut en producción fue en un BMW bajo el nombre iDrive y también Mercedes-Benz lo utiliza bajo la denominación COMAND.

¿De qué se trata?

El MMI es el punto de control constituido una perilla que también se pulsa como un botón y varias teclas fijas para acceso a cada menú. Dependiendo del modelo y todas las funciones que cuente (no es lo mismo un A8 que un A1) el sistema puede tener menos teclas como es el caso del nuevo A3 que está llegando al país donde posee el mando giratorio y los cuatro botones principales.

Generaciones

Al MMI 2G, nombre con el que se conocía internamente el primer sistema, le siguió el MMI 3G, y posteriormente el MMI 3G+. En el Audi A8 de 2010 llegó otra innovación denominada MMI touch, un panel táctil que permite ingresar indicaciones como letras y números mediante la escritura con un solo dedo.

Ahora, el nuevo A3 presenta una nueva evolución que integra del mando de control con el panel táctil dando como resultado una “Touchwheel”, o sea que superficie sensible al tacto se integra en la cubierta de la rueda de control.

El futuro

Ya se está trabajando en la próxima generación del sistema MMI con tecnología de proyección panorámica mediante una gran multipantalla táctil que pueda ser operada con varios dedos y en un sistema de control por gestos.

Otro aspecto importante será el almacenamiento de datos que ya no estará localizado en el auto sino que serán enviados desde un servidor mediante la tecnología de transmisión de datos de alta velocidad LTE. 

Hernando Calaza recomienda

¿Qué opinás? Contanos