Novedades

Los límites de los vehículos autónomos

The Economist analizó el impacto social e industrial de los autos que se manejan solos.

Los límites de los vehículos autónomos

De acuerdo con un análisis de la prestigiosa revista The Economist, los coches autónomos transformarán la movilidad. Sin embargo, aún existen algunas limitaciones en cuatro áreas específicas: tecnología, impacto en la industria, planificación urbana y sociedad.

Al igual que sucedió hace más de un siglo con el advenimiento del auto, los autónomos serían igual de revolucionarios, incluso en un mayor nivel. Al estar siendo desarrollados por empresas automotrices y tecnológicas, seguramente se desencadenará una gran batalla para dominar esta industria emergente. En este contexto, diversos fabricantes y empresas de software y hardware han venido creando acuerdos y alianzas para aunar esfuerzos con el fin de desarrollar de forma precisa y rápida autos autónomos. 

Según al análisis elaborado por The Economist, estas son las cuatro áreas donde los autos automatizados tienen sus puntos débiles:

Tecnología

La tecnología de los vehículos autónomos está progresando de manera veloz, pero aún necesita más trabajo para un despliegue amplio. Un coche completamente autónomo necesita dominar tres tareas. Percibir su entorno, predecir las acciones del mismo y responder consecuentemente son las claves, y las dos primeras tareas plantean los mayores desafíos técnicos.

Impacto industrial

Además de cambiar la movilidad, los vehículos autónomos podrían cambiar el paradigma de propiedad de los autos. Existe una gran oportunidad para que los fabricantes de automóviles se reinventen como proveedores de movilidad, vendiendo kilómetros en vez de cajas de metal.

Urbanismo

Los vehículos autónomos podrían reducir el tráfico y los costos de transporte. Pero si aumentan la densidad urbana o fomentan la expansión dependerá de las decisiones de los planificadores y los responsables de la legislación.

Sociedad

Aunque podrían reducir en gran medida las emisiones y los embotellamientos, también podría tener consecuencias no deseadas. Al registrar cada movimiento de los pasajeros, se generan inquietudes sobre la privacidad: una disposición desigual podría causar nuevas formas de segregación.

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos