Novedades

Porsche 718 T, una buena dosis de deportividad

Tracción trasera, caja manual, 300 caballos... todo dicho, señores.

Porsche 718 T, una buena dosis de deportividad

Fiel a su costumbre, Porsche ha ampliado las opciones del 718 Boxster y Cayman con la llegada de una versión que replica el estilo del 911 T (de “Touring”) que apareciera en 1968.

Con una potencia de 300 CV, esta variante ve aumentada su deportividad al recibir llantas de aleación de 20", el chasis deportivo PASM que disminuye 20 mm el despeje, la palanca de cambios más corta y el paquete Sport Chrono, que ofrece los modos de conducción Normal, Sport, Sport Plus e Individual.

Igualmente, en ambas variantes levanta la mano como un auto de la vieja escuela al adpatar la caja de cambios manual de sexta y el Porsche Torque Vectoring (PTV), con diferencial autoblocante mecánico trasero. Como opción, está disponible la transmisión de doble embrague mejor conocida como PDK.

Todo esto en conjunto permite que la conducción de ambos biplazas sea totalmente pura, sobre todo en caminos sinuosas, donde el alto performance se convierte en objetivo principal.

Otros de las arreglos que recibe el Porsche 718 T los podemos encontrar visualmente en el interior. Lo primero que salta a la vista son los asientos deportivos con el logo del 718 bordado en los apoyacabezas, el volante GT con selector de modos, los tiradores negros de los paneles de puertas, las molduras decorativas en el tablero y la consola central, así como las inscripciones “Boxster T” o “Cayman T”en el umbral.

Por su parte, el módulo Porsche Communication Management (PCM) también ha sido sustituido por un gran compartimento, aunque los compradores que no quieran renunciar al sistema multimedia lo pueden pedir sin cargo adicional.

Afuera, obtiene una personalización que inicia con las llantas mencionadas, las carcasas de los espejos en gris ágata, los emblemas “718 Boxster T” o “718 Cayman T” en los laterales y la doble salida de escape en negro cromado.

Para la carrocería existen varios colores para elegir: negro, rojo, amarillo y blanco, así como los metalizados blanco, negro y plata. Como tonos especiales, Porsche también ofrece el naranja y azul Miami.

Por último, el motor bóxer de cuatro cilindros turbo de 2.0 L con 300 CV y 380 Nm de torque acelera enérgicamente hasta las 7.500 rpm. Al exprimir todo este poder puede llegar de 0 a 100 km/h en 5,1s. En tanto que la velocidad máxima es de 275 km/h.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos