Autoshows

Porsche 718 T, Alemania pura

La experiencia más básica de conducción puede ser también la más reconfortante. Y de eso se trata el paquete Touring que se ofrecerá en los 718 Cayman y Boxster.

Porsche 718 T, Alemania pura

Cuando la mayoría de marcas le apuestan a la movilidad eléctrica para ir cambiando las reglas del juego en la industria automotriz, Porsche decide tocar la sensibilidad de los puristas y darles dos nuevas y especiales opciones.

Para el Salón de Ginebra, Porsche presentará formalmente la variante 718 T (de Touring) para sus modelos Boxster y Cayman.

Esta variante evoca al Porsche 911 T de 1968 y del 911 Carrera Clubsport de 1987

Dentro de las principales características de la 718 Touring encontramos un motor bóxer turbo de 2.0 litros, cuatro cilindros, que le da 300 caballos de potencia y 380 Nm, que se combina con el paquete Sport Chrono con caja de cambios manual de seis relaciones y la suspensión deportiva PASM,- rebajando la altura de la carrocería en 20 milímetros. Tanto el Boxster como el Cayman, aceleran de 0 a 100 Km/h en 5,1 segundos y su velocidad máxima es de 275 Km/h.

No podríamos dejar de resaltar, el sistema de posicionamiento adaptativo de la carrocería PADM, y el sistema Porsche Torque Vectoring con diferencial mecánico autoblocante trasero. Estos dos últimos e importantes sistemas, según los ingenieros de la marca, le prometen un gran placer de manejo al conductor, que es justamente lo que se quiere lograr con esta versión.

En su exterior se pueden apreciar las llantas de aleación de 20 pulgadas, espejos retrovisores en gris y un gran tubo de escape doble de corte deportivo en color negro.

Puertas adentro, la variante 718 T tiene volante deportivo forrado en cuero, butacas de ajuste eléctrico en cuero color negro y bordado del 718 en color rojo en la cabecera, tanto para el Boxster como para el Cayman.

Una de las particularidades de esta versión es que en lugar de tener en el Panel de instrumentos el PCM (Porsche Communication Managment), a la vieja usanza,con  un espacio portaobjetos. En la misma filosofía, las puertas ven sus manillas reemplazadas por dos tiradores de tela, como si fuese un auto espartano, pensado sencillamente para disfrutar de la ruta y el sonido del motor, como los autos antiguos, sin lujos. Aunque claro, hablamos de un Porsche del Siglo XXI; dificil prescindir de todo.

Sin duda, la 718 T dará mucho de qué hablar por los asistentes al Salón suizo.

Fernando Díaz recomienda

¿Qué opinás? Contanos