Novedades

Peligroso: Los conductores no dejan de usar el celular

Un estudio reveló que la mayoría de los que usan el teléfono mientras manejan no creen poder evitarlo.

Peligroso: Los conductores no dejan de usar el celular

Si bien la tecnología ha logrado que nuestra vida sea más fácil, también hace que tengamos más distracciones, por lo que ciertas actividades son dejadas en segundo término, como ejemplo el manejo. Ante esta mala y peligrosa costumbre de hacer otras cosas al mismo tiempo que manejamos, el estudio Travelers Risk Index decidió investigar las tareas que hacen simultáneamente los conductores.

De acuerdo este análisis, casi ocho de cada diez conductores hablan por teléfono mientras están al volante, y más del 30% admite haber estado cerca de tener un accidente porque estaban distraídos. Y aunque la conducción distraída plantea riesgos potenciales de responsabilidad, se espera que la gente haga conciencia sobre este mal hábito.

Igualmente, este índice de riesgo de los automovilistas identificó distracciones comunes cuando están viajando:

  • Escribr mensajes o mails - 44%.

  • Usar redes sociales - 23%.

  • Sacar fotos o videos - 22%.

  • Comprar online - 15%.

Llama la atención es que un número pequeño pero alarmante de conductores dice que sería difícil detener estas malas conductas. Por ejemplo, el 13% de los encuestados dice que les resultaría muy difícil dejar de leer textos o correos electrónicos mientras conduce, y el 11% dice que no podría evitar dejar de escribir textos o mails mientras conduce. Además, el 5% de los encuestados dice que no podría dejar de comprar en línea mientras conduce.

Aunque muchos smartphones tienen configuraciones para ayudar a los conductores a mantenerse enfocados, la mayoría no usan estas funciones. De acuerdo con el índice del año pasado, solo el 12% de los consumidores configuran sus teléfonos en “No molestar” mientras conducen. De hecho, de los encuestados que no activan la función “No molestar”, el 41% elige activamente no encenderla, mientras que otros simplemente se olvidan de encenderla o consideran inconveniente hacerlo.

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos