Autos ecológicos

¿Cómo funcionan los autos híbridos?

Te contamos las diferentes posibilidad de motorización híbrida y qué las distingue.

¿Cómo funcionan los autos híbridos?

En los últimos años, de lo que más se habla en la industria es sobre la movilidad eléctrica. Ya sea por medio de sistemas híbridos o 100% eléctricos, los vehículos están dependiendo cada vez menos de los combustibles fósiles. Aunque mucho indican que la solución ideal son los autos 100% eléctricos, la autonomía, el tiempo de recarga y el precio impiden que tengan una mayor popularidad.

Así, por el momento, una buena opción son los autos híbridos, que combinan dos tipos de motorizaciones, la de combustión y la eléctrica. Dentro de esta tecnología existen tres tipos de sistema híbridos, según su funcionamiento:

En paralelo

En este caso el motor eléctrico opera contribuyendo más potencia al conjunto del sistema. El motor eléctrico ofrece su potencia en la salida y en la aceleración, cuando el de combustión tiene el mayor consumo. Se trata de un sistema en el que ambos motores pueden trabajar de forma simultánea.

En serie

El vehículo se mueve sólo con el motor eléctrico, que obtiene la energía de un generador alimentado por el motor de combustión. Con esta energía se recarga la batería para aumentar la autonomía del vehículo.

Combinada 

Esta tecnología hace que el motor de combustión pueda empujar el vehículo y cargar las baterías según las necesidades del sistema. El motor eléctrico funciona solo a bajas velocidades, mientras que a alta velocidad, ambos motores trabajan conjuntamente.

Híbridos e híbridos plug-in

Según si existe la posibilidad de recargar la batería a la red eléctrica, los vehículos híbridos se dividen entre híbridos e híbridos plug-in (enchufables). Estos últimos tienen la ventaja de trabajar en modo puramente eléctrico al momento de desaclerar o frena, con el fin de elevar la eficiencia y reducir el impacto sobre el medioambiente. Es más, pueden pasar días sin que se use una sola gota de nafta.

Frenos regenerativos

Uno de los grandes atributos de los sistemas híbridos son los frenos regenerativos que permiten recoger y reutilizar la energía cinética, aquella que está al momento de desacelerar o frenar, para transformarla en eléctrica en las baterías. Esta característica hace que estos vehículos híbridos alcancen un mejor rendimiento especialmente en situaciones de mucho tráfico.

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos