Autos ecológicos

BMW Vision M NEXT, el futuro es diversión

Más allá del manejo autónomo, este concept está pensado para quién disfruta de manejar.

BMW Vision M NEXT, el futuro es diversión

En el marco de la primera edición del BMW #NEXTGen, una nueva plataforma de comunicación relacionada con tecnología para el fabricante bávaro que le permitirá comunicar sus avances en materia de manejo autónomo, electrificación, conectividad y diseño, se presenta este concept car denominado BMW Vision M NEXT, que nos anticipa cómo podría ser un futuro deportivo electrificado de BMW, quizás el sucesor del i8.

La intención entonces es que este evento #NEXTGen se convierta en una cita obligada más, otro adicional dentro del calendario de Salones internacionales del Grupo BMW.

Regresando al BMW Vision M NEXT, el objetivo es mostrar cómo será el futuro de losn deportivos, pensando en que aun cuando existan los vehículos autónomos, los consumidores optarán por una propuesta que, a través de las tecnologías más modernas disponibles, puedan obtener el manejo más divertido y comunicativo posible. Esta es una diferencia respecto del concept BMW Vision iNEXT, en donde la marca mostró cómo visualiza a los vehículos una vez que la autonomía transforme nuestra manera de transportarnos.

Futurismo pero con guiños al pasado

Lo primero que observamos son unos trazos marcados y angulosos, en general luce moderno y sobrio. Asimismo, el Vision M NEXT rinde homenaje a dos íconos de diseño de BMW: por un lado, el BMW Turbo de 1972, que sirviera de inspiración para el emblemático M1, pero también al i8, del cual es innegable que parecería una evolución natural.

Las puertas tienen apertura tipo ala de gaviota y las partes frontal y lateral tienen un terminado en color naranja neón mate, que le confiere una apariencia bastante teatral. Estas piezas, al igual que las que tienen un tono más oscuro, están fabricadas en fibra de carbono reciclado. La parrilla de doble riñón no podía faltar y cuenta con una pantalla transparente con iluminación de LED, que le da una apariencia de profundidad y modernidad.

Los pequeños faros debutan una tecnología que podríamos traducir como "Tecnología de Iluminación Láser por Cable", en donde fibras de vidrio cubiertas en fósforo permiten producir elementos ultradelgados y con extrema precisión.

Asimismo, y como no podía ser de otra forma, el ángulo Hofmeister está presente, pero en lugar de formarse en la ventana, aquí está en la entrada de aire trasera, justo en la caída del techo en unión con los guardabarros traseros.

Por último, en la parte trasera vemos una clara inspiración en el del M1, mientras que las luces traseras, también con la ya antes mencionadas luces láser, se asemeja a los emblemas de la hélice y los colores de la región de Bavaria, que también se montaban a cada lado el mítico M1.

Hibridación con autonomía de 100km

El BMW Vision M NEXT es un auto híbrido enchufable, que puede ser conducido en modo 100% eléctrico con una autonomía de hasta 100 km, con tracción integral o posterior. Hay un motor eléctrico para cada eje que se conjugan con un poderoso cuatro cilindros naftero para entregar 600 CV, suficientes para un 0-100 km/h en apenas 3s, así como una velocidad máxima de 300 km/h.

Cuenta además con una función denominada BOOST+, que entrega momentáneamente un extra de potencia con solo apretar un botón, muy al estilo de la Fórmula E.

El BMW Vision M NEXT cuenta con tecnología de reconocimiento de rostros, con lo cual, basta que el conductor se aproxime para desbloquear los seguros. Según la marca, el interior es minimalista, al grado incluso que no parece haber salidas de aire, ya que no están claramente visibles. La idea es minimizar al máximo cualquier distracción mediante un concepto denominado cápsula BOOST.

La cápsula BOOST es la conexión entre conductor y el Vision M NEXT y se divide en tres conjuntos visuales. En el primera, está el volante junto con dos pantallas pequeños, y siguiendo la línea de visión, encontramos un poco más atrás una gran pantalla curva de cristal que tiene una apariencia translúcida y se extiende por detrás del volante. Por último, el tercer elemento es un Head Up Display con realidad aumentada.

Toda la información puede ser controlada desde el volante y desplegada en las distintas pantallas para que el conductor no pierda detalle de nada, sin tener que apartar la vista del camino. Para reforzar esta idea, las interfaces están diseñadas de tal forma que conforme aumenta la velocidad, la información desplegada en las diferentes pantallas va desapareciendo, dejando solo la relativa al manejo para así garantizar mayor seguridad de los ocupantes. Eso sí: la posibilidad de conectarse con el Asistente personal virtual está disponible en todo momento.

 

 

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinás? Contanos