Automovilismo

IndyCar: Los motores híbridos llegan en 2022

Una unidad eléctrica se acoplará a los motores Honda y Chevrolet de la categoría, logrando más de 900 CV.

IndyCar: Los motores híbridos llegan en 2022

La electricidad se toma todos los rincones del automovilismo de manera gradual y esto inevitablemente iba a suceder hasta en las categorías más tradicionales, como son las norteamericanas. Y aunque NASCAR seguramente aun no pasará por estos cambios, al menos la IndyCar ya ha anunciado sus planes para el 2022 con la llegada de propulsores híbridos.

Esto además tendrá un componente novedoso ya que, gracias a esta incorporación, los monoplazas de la categoría por primera vez podrán ser encendidos directamente desde el interior del auto y no con arrancadores manuales externos. Esto les permitirá a los competidores reiniciar sus vehículos rápidamente tras algún trompo o accidente, reduciendo los tiempos en bandera amarilla y contribuyendo a la seguridad de la carrera.

El propulsor hibrido funcionará en paralelo con las plantas tradicionales provistas por Honda y Chevrolet. Trabajando en conjunto, los autos deberían alcanzar fácilmente una potencia superior a los 900 CV, de la cual podrán sacar provecho los pilotos para poder sobrepasar a sus oponentes, gracias al botón "push-to-pass", limitado a 200 segundos por piloto en cada carrera.

Este sistema consiste de un motor multifase, un inversor y baterías que almacenarán la energía recuperada por el sistema de frenos. Este será estándar para todos los motores y equipos, entregado por un proveedor el cual no ha sido aun mencionado.

Los motores híbridos debutarán junto a un nuevo chasis para la categoría, extendiéndose en un año más sobre las fechas estipuladas previamente para la renovación de motores, lo que permitirá estirar el plazo para que otras marcas aparte de Honda y Chevrolet se quieran sumar a la IndyCar.

"Es un momento muy emocionante para la IndyCar con la venidera evolución de los autos y las innovaciones como el tren motriz híbrido incorporado a los nuevos motores," señalo el presidente de la IndyCar, Jay Frye. "En la medida que nos movemos hacia el futuro, seguiremos fieles a nuestras raíces de ser rápidos, ruidosos y auténticos, pero a la vez, con la habilidad de poder agregar tecnología híbrida que es un elemento importante para la serie y para los fabricantes de motores"

Las nuevas regulaciones se mantendrán vigentes desde el 2022 hasta el 2027, donde nuevamente se abrirá una ventana para modificaciones mayores que permitan seguir evolucionando la serie.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinás? Contanos