Novedades

¿Qué pasó para que el primer Porsche de la historia no pueda subastarse?

El primer deportivo creado por Ferdinand Porsche pudo haberse subastado por una cifra récord... pero ni se vendió.

¿Qué pasó para que el primer Porsche de la historia no pueda subastarse?

El primer Porsche en la historia, en realidad el primero en portar las letras de "Porsche" como insignia, iba a ser subastado por RM Sotheby's en la Pebble Beach, pero en el momento de las apuestas se desató el caos que impidió que se concretara no sólo la oferta de 70 millones de dólares que aparecía en el marcador, sino que toda la subasta de este ancestro de la historia de Porsche.

Hay varias cosas que resultan casi increíbles de toda esta historia, pero vamos paso a paso. El Typ 64 60K10 de 1939, como es su nombre original nació como una mezcla entre un experimento y lo que resultó ser propiamente un deportivo para correr en la famosa competencia Berlín-Roma, como era la idea de Ferdinad Porsche en la era de la Alemania Nazi.

Está documentado que está hecho a base de un Volkswagen Escarabajo, aunque sin bien esto no es una falsedad, sí es cierto que se trata de un proyecto muy distinto a lo que el Beetle realmente era. De hecho, antes de llegar a ser el Type 64, tenía forma, nombre y fundamentos de Type 114.

Este era el proyecto que Porsche quería correr, con un V10 de 1.5 litros. Sin embargo, las condiciones dadas por la guerra no daban para producir semejantes locuras, por lo que efectivamente se implementó una versión mejorada del motor de 1 litro del Beetle y se ajustó el proyecto a la realidad para concluir como el Type 64. A pesar de las restricciones del momento, el auto parecía en algunos aspectos más un avión de la época que un Beetle.

Y no sólo se mejoró el motor, más bien se reinterpretó la base que se tenía. La carrocería fue delegada al taller Reutters, que estaba al frente del taller de Porsche, donde finalmente nació la fórmula de diseño de lo que hasta hoy vemos claramente en el 911, incluso 80 años después.

Debido a la misma segunda guerra mundial, la carrera para la que el Type 64 fue fabricado no ocurrió y 10 años más tarde, el piloto Otto Mathé lo compró para competir entre 1949 y 1953. En ese lapso lograron ganar la Copa de los Alpes en 1951.

En el proceso sufrió varias modificaciones, entre ellas, incluso un cambio de motor, pero hoy se encuentra con el motor original, con una historia completamente documentada desde su diseño y en manos de su tercer dueño desde que la familia Porsche lo dejó ir. Vale decir que Otto Martthé no dejó ir al Type 64 hasta su muerte. Ni siquiera aceptó las persistentes ofertas del mismo Ferry Porsche que fluctuaron entre 1957 y 1964.

Seguramente más de alguno está pensando "pero si el primer Porsche fue en realidad un 356", lo que no deja de ser verdad. La clave está en que este es el primer auto que recibió las letras de Porsche y obviamente fue fabricado por la familia misma.

La subasta

Bueno, el ejemplar del que estamos hablando es uno de tres Type 64 que se fabricaron. Este es el chasis 38/41 y es el único que todavía "sigue entre nosotros", ya que uno fue capturado, desmantelado y destruído por las fuerzas militares estounidenses y el otro es de paradero desconocido, aunque muchos afirman que también se perdió en la guerra.

Por el valor de su historia, el precio estimado para la subasta era desde 20 millones de dólares. Bueno ¿y qué pasó? La verdad, algo muy simple.

La primeras ofertas fueron 13 y 17 millones de dólares, pero la pronunciación del martillero confundió al digitador de las apuestas en el marcador digital, quien escuchó "thirty" en lugar de "thirteen", o sea, 30 en vez de 13. Con eso, las apuestas subieron y subieron, superaron el récord que tenía un Ferrari 250 GTO en 48,4 millones de dólares y siguieron subiendo hasta los 70 millones de dólares.

Iba a ser una subasta histórica, pero en ese momento el postor que ofertó 17 millones de dólares logró aclarar que había dicho "seventeen" en lugar de "seventy", y desde ahí nadie se dispuso a retomar las apuestas.

Como la subasta basal era mayor a 17 millones de dólares no se concretó el negocio y el Porsche Type 64 se fue con el mismo dueño con el que llegó. A pesar de eso, este "ancestro" (como le llamaba Ferry Porsche cuando tuvo la intención de comprarselo a Otto Matthé) sigue inscrito en la página de RM Sotheby's, aunque no está disponible la modalidad de subasta electrónica.

RM Sotheby’s Botches Monterey 2019 1939 Porsche Type 64 Auction! $70 million to $17 million

Monterey 2019: Porsche Type 64 – An Origin Story

Joaquín Navarro recomienda

¿Qué opinás? Contanos