Gadgets

Bugatti Baby II, para chicos y grandes

Parece de juguete, pero no lo es tanto.

Bugatti Baby II, para chicos y grandes

Como parte de la celebración de su 110 aniversario, Bugatti desarrolló un vehículo sumamente peculiar que rinde homenaje al Bugatti Baby: el Bugatti Baby II.

Si bien este auto para niños se dio a conocer en marzo de 2019 en el Salón de Ginebra como un modelo impreso en 3D, la novedad es que se ha dado a conocer el vehículo tal como llegará al público. Algo que llama la atención es que pesar de no tratarse del vehículo de producción, las 500 unidades programadas para su producción se agotaron en únicamente en tres semanas.

Diseñado y producido en colaboración con The Little Car Company, este Bugatti Baby II, que tiene como inspiración al Bugatti Type 35 de 1924, contieniendo una serie de tecnologías e innovaciones desarrolladas para lograr que sea conducido tanto por niños como por adultos. Como parte de esta evolución con respecto al primer Bugatti Baby, el tamaño del vehículo creció un 50% (mide 2.8m de largo y 1m de ancho) y recibió un sistema de deslizamiento de los pedales con el objetivo de ser ajustado a las distintas tallas.

Junto a este incremento en las dimensiones, otras de las novedades del Bugatti Baby II es que su accionamiento es totalmente eléctrico gracias a un sistema compuesto por baterías de iones de litio y frenado regenerativo. Asimismo, la carrocería en color azul equipa llantas de aleación de ocho radios, neumáticos Michelin y el sistema de suspensión y dirección idénticos al auto original.

En la cabina se destaca el volante de cuatro radios, el tablero de aluminio y la tapicería de cuero. Mientras que los autos originales tenían un tacómetro con medidores de presión de aceite y combustible, estos han sido reemplazados por un velocímetro, indicador de nivel de batería y medidor de potencia. Por su parte, el reloj utilizado para medir el rendimiento del Type 35 permanece, mientras que la bomba de presión de combustible se ha replicado digitalmente y se ha reutilizado como control de avance/retroceso.

A todo esto, hay que sumar que el Baby Bugatti equipa bocina, espejo retrovisor, freno de mano, luces, un control remoto para desactivar el automóvil hasta 50 metros en caso de que el conductor pierda el control, una placa con el número de chasis único del Baby II y, al igual que el Chiron, contiene la famosa insignia 'Macaron' de Bugatti, hecha de plata.

Retomando el tema del accionamiento, el Bugatti Baby II tiene un peso de 230 kilogramos y lleva su potencial eléctrico a las ruedas traseras por medio de un diferencial de deslizamiento limitado y dos modos de manejo: “infantil” de 1kW -1.3 CV- con la velocidad máxima limitada a 20 km/h; y un “adulto” de 4kW -5.3 CV- con una máxima limitada a 45 km/h. Además, para aquellos entusiastas que quierna aún más poder, algunas versiones vienen con una 'Speed ​​Key' al igual que su hermano mayor, el Chiron, que permite una potencia de hasta 10kW -13.4 CV- y desactiva el limitador de velocidad.

Todo este poder está respaldado por dos tamaños de batería extraíble, un paquete estándar de 1.4 kWh y una versión de largo alcance de 2.8 kWh. Si bien el alcance exacto dependerá del estilo de conducción, se espera que el paquete más grande dé un alcance de más de 30 kilómetros.

Si bien los 500 Bugatti Baby II tienen un precio unitario inicial de USD 33.000, se agotaron dentro de las tres semanas posteriores al anuncio del Salón de Ginebra 2019, aún es posible que los clientes se unan a la lista de reserva en caso de que un posible comprador se retire o reciba la primera notificación de cualquier modelo futuro.

Bugatti Baby II viene en tres especificaciones:

  • Baby II con cuerpo compuesto
  • Baby II Vitesse con cuerpo de fibra de carbono y “Speed ​​Key”
  • Baby II Pur Sang con un cuerpo de aluminio hecho a mano y “Speed ​​Key”

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos