Tuning

Mansory Cabrera, el lado más salvaje del Lamborghini Aventador SVJ

El preparador alemán llevó a 800 CV al superdeportivo italiano, del que apenas se construirán tres unidades.

Mansory Cabrera, el lado más salvaje del Lamborghini Aventador SVJ

La compañía de modificaciones de autos de lujo, Mansory, acaba de lanzar una espectacular versión del Lamborghini Aventador SVJ. El preparador alemán inició así las ediciones especiales que comercializará como celebración por su 30º aniversario, nada menos que con un auto del que solo fabricarán tres unidades.

Bautizado como Mansory Cabrera en referencia a una casta de toros española, el superdeportivo cuenta con una carrocería fabricada en fibra de carbono (pintada en color verde), grupo óptico con tecnología LED y un interior personalizado.

Todo personalizado

En el frente, notamos la inclusión de nuevas entradas de aire que optimizan el flujo y contribuyen a la carga aerodinámica, mientras que en la parte lateral se hace presente un kit estético que agrega 40 mm a los guardabarros y le dan un toque mucho más afilado y agresivo.

Los neumáticos son Pirelli P Zero de alto rendimiento, que albergan llantas de aleación ligera de 20 pulgadas para la parte delantera y de 21” para la posterior. Ya que hablamos de la parte trasera se luce un difusor doble, una cuádruple salida de escape y un gran alerón.

Interior

En el interior, el especialista alemán no dejó un solo componente intacto, aplicando acentos y costuras de tonalidad Vento Verde en forma de flecha para los asientos. La cabina está completamente revestida en Alcántara y diversas aplicaciones de carbono, localizadas en el volante, los paneles de puertas y la consola central.

Por supuesto que el emblemático V12 de 6.5 L naturalmente aspirado de Lamborghini también sufrió modificaciones, ya que dejó de ofrecer 759 CV y 531 Nm de torque para llegar hasta los 799 CV y 575 Nm. El resultado es que acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 2.6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 355 km/h.

Astrid Zapata recomienda

¿Qué opinás? Contanos