Test drive

Test nuevo Audi A1 2020: divertido, atractivo y muy eficiente

El modelo más pequeño de la marca entra en su segunda generación y crece no solo en medidas.

Test nuevo Audi A1 2020: divertido, atractivo y muy eficiente

El Audi A1 lleva un poco más de 10 años siendo la opción más pequeña y compacta para el transporte de cinco pasajeros que ofrece la marca de los cinco anillos, un hecho poco usual en la actualidad en donde la vida útil de un modelo es de 5 a 6 años como mucho.

Antes de ir a la prueba de manejo, recordamos que se realizó antes de que se dictara la reclusión preventiva obligatoria en Argentina.

Primera generación

La historia del A1 se remonta al 2007 cuando la marca presentó en el marco del Salón de Tokio un concept denominado Metroproject quattro, y en el Salón de Ginebra conocimos al A1 que utilizaba partes motrices y componentes del SEAT Ibiza y del VW Polo. El nombre interno fue 8X y se trató de un pequeño hatchback con opción de dos o cuatro puertas. 

La segunda generación

Las novedades del nuevo Audi A1 son que ya no será fabricado en Alemania, sino en la planta que SEAT tiene en Martorell, España. Huelga comentar que no es el primer Audi que se produce en esa planta, ya que laprimera generación del Q3 se fabricó ahí.

La segunda es que el nuevo A1 2020, que internamente se denomina con el código GB, utiliza la plataforma MQB0 que también es utilizada por otras marcas del grupo VW, como en los nuevos Polo, Virtus y T-Cross.

Diseño y dimensiones

El diseño se aleja de las formas redondeadas la del primera generación y nos presenta líneas rectas y ángulos agudos que caracterizan el diseño de Audi hoy. Un detalle nostalgico son las tres pequeñas tomas de aire en el capot, que nos remiten imendiatamente a uno de los íconos de los Audi modernos, y me refiero al célebre y famoso Audi Sport quattro

Las dimensiones de la carrocería crecieron en prácticamente todas sus cotas, es 56 mm más largo, y la distancia entre ejes crece 100 mm. Por medio de estas dos variaciones, se logró una gran amplitud interior y una mayor área de carga a pesar de tener una carrocería de un poco más de cuatro metros.

Un dato que hay que tener en cuenta es que el A1 ahora solo está disponible con la configuración de cuatro puertas, a diferencia de la generación anterior en donde se podía solicitar de dos o cuatro puertas.

Motorizaciones y transmisión

Audi presentó con el A1 una nueva plataforma de motores, hay tres opciones que van desde un tricilíndrico de 1.0 litro turbo para las versiones 30 con 116 CV y 200 Nm (el que ya debería traer nuestro Polo) y un 1.5 litros de cuatro cilindros, también turbo que entrega 150 CV y 250 Nm que es el que probamos en esta ocasión. La transmisión es una S Tronic robotizada de doble embrague con siete cambios.

Comportamiento dinámico

Hace algunos años el hablar de una mecánica de 1.5 litros conjugada con una potencia de 150 caballos era simplemente impensable, hoy gracias a la electrónica, metalurgia y nano tolerancias es posible tener motores muy pequeños y gracias a la adición de un turbo el funcionamiento es por demás eficiente.

Al romper la inercia prácticamente no hay un retardo en la entrega de poder, si bien el A1 con motor 1.5 litros no es una bala, en arranque hace su trabajo de una manera eficiente y cumplidora. La aceleración se va ganado de forma constante, sin ser súbita, es lineal en prácticamente toda la banda de revoluciones. La caja hace su trabajo de forma suave y si uno opta por hacer los cambios de forma manual es rápida.

Del lado de la eficiencia de combustible, este A1 35 resultó toda una revelación, en nuestra prueba de consumo mixto en condiciones reales nos entregó 6,3 L/100km logrando uno de los mejores valores que hayamos tenido para un auto no híbrido.

Algo que pensé que no me iba a satisfacer del todo era el tacto de la suspensión trasera semiindependiente con brazos arrastrados unidos por un eje torsional. Si bien es menos comunicativo que una suspensión totalmente independiente, hace su trabajo de forma correcta.

Interior y Multimedia

Lo primero que nos encontramos es la pantalla de 10" que despliega el cuadro de instrumentos y una segunda de 8" de accionamiento táctil es la encargada del sistema multimedia. Por su parte, la arquitectura del tablero combina plásticos rígidos y suaves con decorados color aluminio.

Una de las cosas más desconcertantes que encontré en el A1 es el interior y por eso dejé este rubro al final. Las plazas delanteras estan llenas de detalles de color, diferentes texturas y acentos de color en donde nunca otra marca se ha atrevido a ponerlo, la visión periférica de los ocupantes está llena de detalles que ponen de buenas, es decir es como viajar en Business Class

Las plazas traseras son otra otra historia, como viajar en Economy Class, el despliegue de cosas agradables de las plazas delanteras desaparece, acá hay absolutamente NADA que sea un sinónimo de amenidad, no hay portavasos, no hay salidas de aire, no hay puertos USB, bueno ni siquiera hay la misma calidad de materiales en los paneles de las puertas traseras, ya que todo el revestimineto es de plástico duro.

Conclusiones

Un producto completo que no niega que es un vehículo de inicio de gama, aunque un entrada de gama premium, que es muy distinto. ¿Es el mejor que podés comprar por su precio? Eso es algo que decidís vos, nosotros te ayudamos a tomar la decición con este test y herrmaientas como el Comparador de Autocosmos.

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinás? Contanos