Novedades

Un nuevo Chevrolet Corvette no duró ni un día en manos de su dueño

El colmo de la mala suerte: el auto terminó destruido tras un accidente en el que su conductor no fue el causante.

Un nuevo Chevrolet Corvette no duró ni un día en manos de su dueño

¿Cómo poder ocultar la emoción de levantarte, salir de tu casa e ir al concesionario por tu nuevo compañero motorizado? Estamos seguros de que no hay forma, más si pensamos que el tiempo de espera y el deseo por estar sentado frente al volante trae consigo todo un cocktail de sentimientos descomunales. Algo así debe haber vivido el dueño de este Corvette de nueva generación, que sacó su máquina en una de las tantísimas agencias existentes en Estados Unidos. Lamentablemente, el sueño se truncó a las 24 horas de recorrido.

Este propietario, de nombre June Bug y originario de Bradenton, Florida, había sido uno de los afortunados en adquirir el superdeportivo de motor central V8 de 6.2 L que eroga casi 500 caballos de fuerza y 637 Nm de torque, asociado a una caja automática de doble embrague y nueve cambios. Al día siguiente de su compra, mientras manejaba por la vía pública, fue chocado de frente por un Hyundai Accent de color negro, cuyo conductor se encontraba bajo los efectos del alcohol.

Así quedó el Accent.

Afortunadamente nadie resultó herido de gravedad, pero tanto el Accent como el Corvette quedaron inutilizables. Lo peor sucedió después del hecho, cuando el conductor del sedán comentó que no contaba con un seguro de daños. Insólito.

Astrid Zapata recomienda

Contanos que opinas