Autos clásicos

Citroën GS cumple 50 años

El Auto del Año 1971 de Europa llevó la innovación del doble chevron a nuevas dimensiones

Citroën GS cumple 50 años

Hubo un tiempo en que los osados se destacaban y por eso festejamos los aniversarios de casi cualquier modelo que haya presentado una de las marcas reinas en la innovación: Citroën. En este caso tocan los 50 años del GS, modelo que fue elegido Auto del Año, incluyó un motor rotativo y expandió el uso de la suspensión neumática al segmento medio.

Presentado en el Salón de París de 1970, el Citroën GS se mantuvo en el ruedo hasta 1986, cosechando 2.440.610 de unidades. Diseñado por Robert Opron, “padre” de otros clásicos como los SM y CX, el GS llevó esa aura de fantaciencia futurista de Citroën a un segmento más accesible.

Entre los elementos a destacar estaba la carrocería con estilo de CX en escala que hoy el departamento de márketing de la marca presentaría como coupé de cuatro puertas. Además del diseño, había sustancia innovadora con elementos como uso de materiales ligeros, suspensión hidroneumática, y cuatro frenos de disco. Completaba un 4 cilindros refrigerado por aire cuyos 60 CV alcanzaban para una velocidad máxima de 150 Km/h.

Diseñado por Michel Harmand el tablero también encarnaba ese espíritu vanguardista de Citroën. Se destacaban las líneas generales, pero en especial el cuadro de instrumentos de con un formato muy peculiar que incluía un velocímetro digital por medio de un cilindro. Los asientos super anchos, el stereo de costado en el medio y el volante de un rayo son otras de esas señas personales del GS.

Distintas novedades

Hacia 1972 el GS lanzó la versión familiar y en 1976 se lanzaba una sutil actualización del modelo, pero las novedades grandes llegarían en la década próxima.

Otra de las grandes novedades del modelo fue el GS Birotor con motor rotativo que producía 107 CV para una velocidad máxima de 175 km/h. Lamentablemente la crisis del petróleo mató esta divina aventura mecánica que solo se produjo entre 1974 y 1975.

GSA

Esta evolución del GS incluyó una gran novedad, se transformó en el primer Citroën de 5 puertas, solución que desde entonces se aplicó a casi todos los modelos del doble chevron.

En 1986 terminó la carrera del Citroën GS dejando atrás 2.440.610 unidades fabricadas, de las cuales 478.000 pertenecieron a la silueta familiar.

¿Te gusta el GS? ¿Cuál es tu Citroën clásico favorito?

Hernando Calaza recomienda

¿Qué opinás? Contanos